Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

viernes, 11 de noviembre de 2016

Re:Monster - 243, 244

 

Me da que el de la imagen es el esposo y no la Emperatriz Dragón, pero bueno da el pego igual xd.

¡Disfruten del laaaargo capítulo de hoy!

-Xeniaxen


<<  Días 240-242 |  Lista de capítulos  |  Días 245-250 >>

Novela original en japonés por: 金斬児狐 (Kanekiru Kogitsune) 
-RE:MONSTER-
Volumen 6 - Capítulo 29

Traducido al español por: Zol, Zikim
Revisado por: Xeniaxen, Rounejo, Kero




Día 243


Después de descansar, nuestro grupo se encontraba en un excelente estado. La mayor parte de nuestra fatiga física y mental había desaparecido, nuestro maná se repuso, y mis compañeros estaban ansiosos por la batalla. Estábamos listos para la próxima batalla con el jefe que sin duda iba a ser difícil.


Verificamos el estado de cada miembro del grupo y examinamos todos nuestros equipos. Reparamos los daños, incluso los más pequeños, para asegurarnos de no perder a causa de ello. Fuimos afortunados ya que la mayoría solo eran pequeños agujeros en la ropa.

Luego de revisar todo varias veces, tuvimos el desayuno como de costumbre. Después de terminar su misión de protegernos, el [Señor Demonio Negro Taurus] sirvió de desayuno con verduras y arroz que habíamos reunido en la mazmorra. Comimos más tiempo de lo habitual para disfrutar de su sabor.

Desayunamos en silencio. Todos comprendíamos que, dependiendo de cómo se desarrollase esta batalla, uno o varios de nosotros podríamos morir. Estaba claro que no íbamos a perder, pero esa podría ser nuestra última comida juntos.

Sabiendo esto, nuestros rostros se llenaron de determinación.
Lo que esperaba delante de nosotros no era solo el monstruo más fuerte de la mazmorra, sino también el origen de todo el poder de este lugar, un ser que estaba en un nivel superior de existencia que nosotros.
Pensando en nuestra seguridad, la mejor opción sería la de retirarse en este punto. Por ahora, habíamos conseguido un buen resultado, y no había necesidad de tomar un riesgo que tenía una alta probabilidad de terminar en la muerte.
Además, en esta mazmorra todavía hay muchos lugares donde se puede ganar poder y volver con confianza. Pero ese no es nuestro estilo, y ninguno tenía intención de retirarse sin haber conquistado la mazmorra entera. Además, ¿acaso sabía alguno como volver desde aquí? Probablemente no. Todos aquí habíamos sido ingenuos por no haberlo pensado antes.
Habiendo terminado un largo desayuno y un corto descanso, avanzamos hacia la cima. El último tramo del camino estaba a solo cien metros de las cuevas, pero no había monstruos a la vista.
Al final lo que encontramos fue el cráter del volcán, parecía la entrada del infierno. Estábamos tan cerca de la lava que sería difícil estar más cerca sin empezar a quemarse.
Quien tuviera la mala suerte de caer ni siquiera llegaría al fondo. Mucho antes de eso se quemaría hasta ser cenizas.
A pesar de beber [Líquido Hiper Refrigerante] y envolverse en una tela resistente al calor, la piel de Kanami-chan y los demás poco a poco comenzó a arder.
En el centro del cráter, había un enorme trozo de hierro flotando en el aire. Como era plano y redondo, con un diámetro de varios cientos de metros, parecía un lugar adecuado para la batalla. Parecía como si alguien hubiese preparado la arena de un Dios.
Varios bloques de acero conducían a la arena, pero el jefe no estaba por ningún lado.
Por lo que pude ver, pisar la arena causaría la desaparición del pasaje que nos trajo hasta aquí. Esto sería seguido por la aparición del jefe de la mazmorra en el centro. Es decir, la identidad del jefe solo sería revelada después de que entráramos en la arena. Pero una vez dentro, no habría vuelta atrás. Todos entendíamos esto muy bien, así que nos miramos y asentimos en silencio.
Una vez decidido, nos pusimos de pie sobre el trozo flotante de hierro. Rondando sobre el abismo de fuego, este era el escenario en el que íbamos a poner nuestras vidas al límite. Era un lugar perfecto para el jefe de la mazmorra.
Los trozos de metal que formaban la ruta de la arena, como era de esperarse, cayeron directamente al abismo. Unos segundos después, cuando ya estábamos en la plataforma, no quedaba ninguno de ellos. El lugar fue sacudido por un ensordecedor rugido tan potente que parecía que el mundo estaba a punto de desmoronarse.
Este rugido, no solo se impuso para que todos lo oyeran, también tuvo varios efectos negativos —en el peor de los casos incluso podría haber llegado a matar a alguien.
Después del primer ataque, utilicé [Radar Multifunciones Preciso] y [Sensor Espacial] para detectar a un enorme ser viviente directamente encima de nosotros en el cráter volcánico.
Concentrándome en las nubes negras, vi un objeto volador de color escarlata. Plegando las alas, se lanzó a la arena. Cuando estaba casi en la superficie, extendió sus anchas alas para suavizar significativamente el golpe del aterrizaje.
El viento generado por esta repentina desaceleración fue inmenso. Seiji-kun y Kugime-chan casi salen volando de la arena. Aun así, no fue capaz de reducir completamente el impulso de la caída, resultando en un fuerte impacto. Pensé que voltearía toda la arena.
Afortunadamente, el temblor no duró mucho y, al estabilizarse, algunas decenas de metros más adelante identificamos a la criatura que vinimos a matar.
La criatura que había caído del cielo era un enorme [Dragón Sabio] escarlata. El nombre oficial de este lugar era la [Montaña Candente del Dragón de Fuego], por lo que ya me preparé para lo que nos esperaba y no me sorprendió la aparición de ese enorme dragón.
La longitud de su cuerpo excedía los cien metros y estaba perfectamente cubierto de hermosas escamas rojas. Las membranas de sus alas parecían estar hechas de acero y sus musculosas piernas soportaban con facilidad un cuerpo que pesaba varias decenas de toneladas. Rebosantes de energía, estas mismas piernas terminaban en enormes garras, que eran equiparables a espadas demoníacas. En su espalda había alas que superaban fácilmente los doscientos metros de longitud. De su cuello, que era tan grueso como el resto de su cuerpo, había una cabeza parecida al cruce entre un lagarto y un cocodrilo.
Nos estudiaba curiosamente con sus nueve ojos dorados de dragón. De sus enormes mandíbulas, capaces de tragar casas enteras, armadas con dientes blancos y afilados, soltó una ráfaga de llamas.
Era un titánico ser consciente, con una mirada capaz de robar el espíritu de lucha de sus enemigos. Y ahora esa mirada estaba fija en nosotros.
"Bien hecho por llegar hasta aquí, a la prueba final. Mi nombre es [Ignatos], heredero orgulloso de la [Llama Roja del Emperador Dragón], soy el [Emperador Dragón Escarlata]. Bajo el pacto entre mi esposa, Dios y yo, me presento ante ustedes como dueño de esta montaña. Si no quieren ser eliminados por mi fuego, traten de tomar mi vida. Estoy arriesgando mi vida, por lo que voy a luchar con toda mi fuerza." El dragón hizo su declaración en una profunda y resonante voz.
Originalmente, los dragones, a la par que los gigantes, eran la raza más poderosa del mundo. Incluso entre otros, este llamativo [Emperador Dragón Escarlata] tenía una fuerza equivalente a los desastres naturales. Él era sin duda alguna el gobernante de la [Montaña Candente del Dragón de Fuego].
De pie ante el emperador de los dragones rojos, e influenciados por una sola cosa, Kanami-chan y el resto tragaron saliva, tensando el agarre sobre sus armas. Habíamos entendido plenamente lo maravilloso de esta criatura, pero en este momento estábamos preocupados por otras cosas: ¿Cómo sabrían sus gruesas piernas? ¿Si éramos capaces de dividir su dura cabeza y comer su contenido, experimentaríamos el mismo placer? ¿Si absorbía su poder interior, cuán fuerte sería? Si arrancábamos su corazón y lo freíamos, ¿a qué olería? ¿Cuántos días tardaríamos en comer a tal coloso? Pensando solo en esto, vimos al [Emperador Dragón Escarlata] como un ingrediente súper raro y de alta calidad.
Frente a esta actitud sin precedentes hacia sí mismo, el [Emperador Dragón Escarlata], [Emperador de Dragones Rojos], nos miraba con descontento. Bueno, ¿a quién le importaba? Ahora lo único que queríamos era atrapar al Dragón Escarlata. ¡¡¡Este era el más delicioso de todos los manjares que se había mostrado ante nosotros!!! ¡¡¡Íbamos a devorar ansiosamente la carne del [Emperador Dragón Escarlata]!!!
Por lo tanto, en aras de satisfacer nuestro apetito, empezamos a cazar al dragón.

Día 244


Honestamente, no consideramos los riesgos. ¿Por qué tuvimos que priorizar nuestro apetito esta vez? No tengo remordimientos, aunque por eso tendremos que tener cuidado. Deseo con todo mi ser seguir vivo hasta el final.
Habíamos estado batallando contra el Emperador Dragón Escarlata desde ayer. Pero en la mañana de hoy, por fin estábamos cerca de terminar. Fue aterrador. Después de todo, el Emperador Dragón Escarlata era ridículamente fuerte. Recibimos una enorme cantidad de daño.
Nosotros, los nueve demonios, continuamos luchando hasta hoy. Sin embargo, solamente Minokichi-kun, quien cuenta con un fuerte cuerpo, Kanami-chan, que estaba actuando como apoyo desde atrás, y yo, que todavía tenía algunos ases guardados en la manga, éramos los únicos capaces de luchar.
Afortunadamente nadie murió. Los otros seis no se movieron durante un tiempo debido a su actual condición.
En primer lugar, Burasato-san había atacado a corta distancia con una gran intensidad. Gracias a su experiencia y habilidad, ella fue capaz de atravesar las duras escamas de dragón con sus técnicas de espada, llegando a dañar la carne del dragón. Mediante la combinación de sus habilidades, fue capaz de cortar profundamente, haciendo que el dragón acumulara daños constantemente.
Además, en el medio de la batalla, Burasato-san de alguna manera fue capaz de dominar la púrpura sangre de dragón por la fuerza. La sangre del Emperador Dragón Escarlata contenía disuelta una gran cantidad de magia, convirtiéndose en una peligrosa sustancia que podía ocasionar la muerte por locura solo tocándola.
A pesar de que ella es una subespecie de Señora Sangrienta, especializada en el control y uso de la sangre como un arma, lo que hizo definitivamente no fue una tarea fácil. Fue un movimiento imprudente, algo que a un Señor Sangriento normal no se le ocurriría en primer lugar. Incluso si fueran capaces de controlarlo, usarlo solo terminaría en la muerte. Sin embargo, Burasato-san tomó las cosas con calma y con cuidado, haciéndolo posible.
Toda la sangre dragónica controlada por ella se reunió en un solo sitio convirtiéndose en una enorme espada de sangre. Después, la blandió con todas sus fuerzas, combinándola con sus técnicas de espada.
La espada hecha con la sangre de dragón medía más de diez metros y, a pesar de eso, la velocidad a la que la blandió fue casi imposible ver. El ataque tuvo éxito cortando de raíz los dos pares de alas que sobresalían en la parte posterior del emperador dragón.
La sangre dragónica tiene la capacidad de inhibir las habilidades y, con Burasato controlando la sangre, el Emperador Dragón Escarlata parecía ser afectado por su propia sangre.
Con su regeneración ralentizada y habiendo perdido su medio de escape hacia el cielo, el enemigo estaba inevitablemente atrapado en el combate. A pesar de que tuvo un magnífico resultado, el precio a pagar por usar la sangre de dragón era bastante caro.
Aunque Burasato-san solo lo había usado momentáneamente, empezó a vomitar sangre y todo su cuerpo se tiñó de rojo. Por debajo de su armadura, su piel y sus músculos estaban rotos. Su cuerpo estaba hecho polvo. Era el inconveniente por hacer algo tan imprudente. Aun así, su fuerza de voluntad la mantuvo en la lucha mientras estaba siendo curada. Cuando alcanzó sus límites, Burasato-san retrocedió para recuperarse y bebió múltiples pociones de recuperación. Incluso si uno estaba exhausto, al tomarse varias pociones era capaz de recuperarse.
Después entró Supesei-san. Ella dio un golpe escalonado al Emperador Dragón Escarlata gracias a la magia que era capaz de preparar, utilizando el tiempo conseguido por nuestra vanguardia.
Lamentablemente, el Emperador Dragón Escarlata tenía la habilidad [Anular Llamas] y, como resultado, la poderosa magia de fuego de Supesei-san no tuvo efecto alguno. Aun así, hizo uso completo de su amplia variedad de magia, mezclándolas juntas, jugando un papel activo en muchas ocasiones.
Puesto que ella estaba luchando desde la retaguardia, no sufrió ninguna lesión física grave. Sin embargo, debido al uso continuo de magia de alta potencia, había agotado su enorme poder mágico. Los efectos secundarios fueron bastante fuertes, pero es gracias a una [Vitamina de Maná] y [Poción Concentrada de Maná] de último minuto, que no sufrió de deficiencia mágica. Aunque si ella hubiera actuado imprudentemente, hubiese perdido el conocimiento.
En este momento, estaba acostada al lado de Burasato-san, esperando que su poder mágico se recuperara naturalmente.
Con el fin de proteger a los que estaban en la parte posterior de las llamas del Emperador Dragón Escarlata, Asue-chan había traído un conveniente trozo de metal que absorbía el calor y lo sostenía con todas sus fuerzas. Lo había recogido cuando pasamos por el gran río. Aunque no se pueden detener por completo las llamas del dragón, era capaz de absorber la mayor parte del ataque y proteger a las personas en la parte de atrás.
Como sea, después de resistir diez minutos, el trozo de metal ya no pudo soportar más calor, ocasionándole graves quemaduras a Asue-chan en los brazos y las piernas.
Fue solo debido a su equipamiento y el tratamiento de Seiji-kun que sus miembros no se quemaron por completo. No obstante, las quemaduras en sus extremidades todavía eran bastante graves. Además de eso, su resistencia había llegado a su límite debido a los intensos movimientos que había realizado. En este momento, estaba acostada recuperándose de la misma manera que Supesei-san.
En cuanto a Seiji-kun y Kugime-chan, ya que sus cuerpos no estaban en buena forma física, habían caído por la deficiencia mágica. Debido a que Seiji-kun se forzó hasta el límite para curar a todos, al poco tiempo se había quedado sin poder mágico.
Entre nosotros, los nueve demonios, solo Seiji-kun y yo podíamos curar a otros. Pero, ya que yo estaba ocupado con el dragón, todos dependían de él para realizar el tratamiento médico necesario.
Como Señor Santo (Subespecie), Seiji-kun tiene la capacidad para curar a otros. Él nunca ha tenido ningún problema con ello. Eso hasta ahora. Pese a que intenté echarle una mano, solo algo para intentar reducir la labor, Seiji-kun tuvo que usar sus habilidades más allá de los límites convencionales. Incluso si él vomitaba sangre, probablemente habría continuado curando a todo el mundo. Si no fuera por él, alguien probablemente habría muerto.
Como resultado, él comenzó a sufrir de deficiencia mágica. En este momento, está durmiendo en paz con los demás. Una vez que se levante, lo alabaré por sus grandes esfuerzos.
Kugime-chan observaba todo el cuerpo del Emperador Dragón Escarlata. Cada vez que preveía un ataque, informaba de ello a todos. En ese momento en específico, ella buscaba los muy pocos puntos débiles que eran comunes en la raza dragón.
Solo había un punto débil en las escamas del cuerpo del dragón; la parte conocida como la [Escama Dorsal del Dragón]. Naturalmente, hay un número incontable de escamas que cubren esa parte, pero buscar otra debilidad en este momento era imposible. Además, el dragón despedía una gran cantidad de energía mágica que dificultaba la percepción de Kugime-chan.
Se necesitaba la misma cantidad de magia para anular el efecto. Aunque Kugime-chan lo logró de algún modo, ella empezó a sangrar por sus ojos y su nariz debido a la gran cantidad de presión a la que sometió su cerebro. A pesar de esto, consiguió encontrar su punto débil.
Como sea, a causa de esto, Kugime-chan terminó con deficiencia mágica. Aun así, gracias a ella ahora era posible encontrar y atacar la [Escama Dorsal del Dragón]. Lo hizo estupendamente.
Irofu-chan evitaba que el dragón volase. Ella aportó en gran medida usando su ataque corrosivo mientras se ocultaba detrás de nosotros.
Desafortunadamente, cuando Burasato-san cortó sus alas, Irofu-chan fue atrapada por un ataque de la cola del Emperador Dragón Escarlata. Como resultado, salió volando por el impacto. A pesar de que se las arregló para escapar del destino de ser completamente aplastada, sufrió graves heridas, su parte baja se había convertido en una masa floja.
Rápidamente la traté con mi [Elixir de Sangre] a pesar de que ella no recuperó la conciencia. Por el momento, la coloqué cerca de Supesei-san mientras la curaba.
Entre todos, Irofu-chan tenía las heridas más graves. Bueno, ella murmuraba "Sentimientos sobrecogedores... Un apuesto hombre y una salvaje bestia... bañados en sudor mientras su carne choca..." así que no parecía que iba a morir. Irofu era increíble; ella aparentemente no moriría ni siquiera si alguien trataba de matarla.
Con la actual situación de los seis demonios, solo tres de nosotros seguían de pie ante el Emperador Dragón Escarlata. Con el dragón inmóvil en el suelo, sus fuerzas eran de aproximadamente un cuarto de las que tenía cuando empezamos.
El daño acumulado era visible en sus hermosas escamas y la mayoría de sus fuertes miembros habían sido cortados. Sus cuatro alas ya no estaban, la mitad cortadas por las espadas de sangre de Burasato-san y las otras por Minokichi-kun y yo. Ahora mismo, las partes cercenadas yacían en las cercanías.
Algunos de sus inmensos órganos internos habían salido expulsados de las enormes heridas que rodeaban su cuerpo, siendo empujados por su sangre.
Él seguía vivo aún en ese estado; el Emperador Dragón Escarlata era increíblemente fuerte. Pero no importaba. Eso no cambiaría el hecho de que moriría pronto.
Con la [Empaladora Devastadora de Mil Espinas (Kazıklı Bey)], perforé la escama invertida localizada en su garganta. La mitad de la empuñadura de mi lanza quedó enterrada en el proceso. Sacándola, continué atacando con la lanza carmesí el ojo dorado localizado en el medio de la frente del enemigo.
Entonces activé la habilidad especial de la lanza, [Avalancha de Lanzas Carmesíes Bañadas en Sangre], aniquilando el cerebro del dragón junto con otros órganos.
Como sea, a pesar de que la mayoría de su cerebro estaba destruido, el Dragón Emperador Escarlata no murió. Más que morir, intentó morderme. ¿¡No es ridícula esta clase de vitalidad!?
Sin esperar otro contraataque, Activé [(Negar Curación) Herida Maldita]. Con esto, ni siquiera [Anular Llamas] sería capaz de detener los estados negativos. Incluso si conseguía aumentar su capacidad regenerativa un poco, lo más seguro es que muriese.
Como lo esperaba, la vida que quedaba en los ojos del Emperador Escarlata desapareció. Por fin, supuse que finalmente habíamos capturado la [Montaña Candente del Dragón de Fuego].
Jefe de zona  [Emperador Dragón Escarlata – "Fleyv Ignatus"] eliminado con éxito
Yatendouji ha sido recompensado con [Tumba del Emperador Escarlata] por derrotarlo por primera vez.
¿Huh...? Aparentemente, aún faltaba más.

Al oír un anuncio tan impactante, no podía evitar sentirme agotado. Al contemplar el anuncio, recogí rápidamente el cofre de tesoro y el cuerpo del Dragón Emperador Escarlata.


Después de eso, una escalera inexistente apareció. Parece que por fin podemos salir de la arena. Al poco tiempo, se creó un nuevo camino en espiral el cual conducía al fondo del cráter.

Las paredes de roca en el cráter se modificaron para trazar una nueva ruta. También era posible volver a la entrada de la mazmorra volando o a través de la masa flotante de metales situada en el lado opuesto.

Además, sentí varias criaturas que volaban desde el fondo del cráter. De acuerdo con [Radar Multifunciones Preciso] y [Sensor Espacial] , había 6 de ellas. Además, hubo una reacción única que hizo parecer que se acababan de crear sus cuerpos. Si tuviera que adivinar, parecía que el jefe de mazmorra que los había creado estaba esperando en el fondo del cráter.

Es más, los oponentes eran molestos cuando pienso en ello. Los 6 volaron con gran vigor desde el fondo del cráter hasta la arena, mostrando su verdadera apariencia. Tres dragones de calor, dos dragones de fuego, y un dragón de lava. Sin embargo, se sentían más como una sola entidad.
La longitud de los dragones de calor era de alrededor de 15 metros, los dragones de fuego, alrededor de 20 metros, y del dragón de lava, alrededor de 30 metros de largo. Después de haber luchado contra el Dragón Emperador Escarlata, podrían parecer pequeños si se comparaban con él, pero aun así eran enormes...
Por cierto, se dice que un dragón normal de calor es capaz de luchar contra un fomoriano. Normalmente, no es algo que yo consideraría un enemigo. Sin embargo, teniendo en cuenta los beneficios que reciben de la mazmorra y la ventaja geográfica, estos sí eran unos oponentes formidables.
Incluyendo los dragones de fuego, que son de un rango superior que los dragones de calor, y también el dragón de lava que es aún más poderoso, no se puede luchar contra ellos de manera descuidada.
Mientras empezaba a hacer mis planes, los seis dragones permanecían flotando decenas de metros por encima de nosotros. Juntos, utilizaron simultáneamente su [Aliento de Dragón] .
Sus alientos de dragón mezclados perfectamente en uno solo, elevaron significativamente el calor. Un solo aliento ya era fuerte y ahora había seis de ellos combinados.
Si tuviera que tratar de aguantar el ataque con mi [Resistencia], me encontraría abrumado por el calor. Si golpeaba la arena, todo el lugar quedaría cubierto con llamas carmesí.
Sin pensarlo del todo, usé [Creador del Universo] en el aliento descendente, comprimiéndolo cuando se aproximaba. Pensé que iba a ser más difícil, pero la compresión fue más fácil de lo esperado.
A pesar de que la bola de fuego procedía de seis dragones, no se podía comparar con la del Dragón Emperador Escarlata. Aunque ciertamente era fuerte, el poder todavía no llegaba a esa medida.
La enorme bola de fuego fue reducida a un metro de tamaño. A pesar de que continuaba ardiendo, todavía seguía comprimida. Me preguntaba qué pasaría si utilizaba [Compresión Mayor] en él.
Lo probé. Como resultado, el aliento se hizo del tamaño de un pulgar y se convirtió en una piedra preciosa que brillaba intensamente.
Dejando eso de lado, los dragones se quedaron sin habla después de ver ese espectáculo. Después de haber obtenido esta gema de flama, me la comí con la ayuda de [Absorción Mágica]. Después de hacerlo, me sentí satisfecho. Fue una sensación única, como si estuviera recuperando algo que había perdido.
Para ser franco, no era delicioso ya que no había sabor en ella. Aun así, una bola de fuego hecha de la magia de seis dragones era más que suficiente para recuperar mi propio poder.
Me sentí aliviado por la idea de absorber el poder mágico del aliento de dragón. Sabiendo esto ahora, no podía evitar pensar que debería haberlo hecho desde el principio. Bueno, mantendré este dato para mí mismo.
Mientras tanto, los dragones fueron descendiendo directamente hacia mí. Probablemente pensaron que su aliento era inútil contra mí. Parecía que habían decidido matarme de cerca y personalmente. Con sus ojos puestos en mí, rugían furiosamente y mostraban sus afilados colmillos.
De todas formas, luchar contra ellos directamente simplemente me dejaría exhausto. En su lugar, utilicé [Creador del Universo], aumentando la gravedad a su alrededor por diez.
Incapaces de soportar la carga, los dragones se estrellaron contra la arena de uno en uno. El impacto fue fenomenal, logrando romper y rasgar a través de sus duras escamas de dragón. Supongo que podría decir que su postura durante su caída fue mala. Hubo incluso uno que tenía todos los huesos de sus gruesas extremidades rotas.
Aunque el dolor les irritó, no podían moverse en absoluto debido a la poderosa fuerza que los presionaba. Se retorcían dolorosamente mientras continuaban soportando la fuerza.
Me acerqué a los dragones mientras mantenía mi guardia. Clavé mi lanza carmesí en cada uno de los dragones sacándoles el corazón. Después de hacerlo, recogí todos los cadáveres.
Por el hecho de obtener una gran cantidad de ingredientes de dragón, estoy agradecido. Sin embargo, a pesar de que ya había derrotado a los dragones, todavía quedaba más por venir.
Esta vez, percibí 12 de ellos, dos veces más que antes. Pese a que eran muchos, valoré que todavía podía tratar con ellos fuera como fuese.
Sin embargo, había seis de mis demonios que no se podían mover y, si trataba de protegerlos al mismo tiempo, la pelea podría llegar a ser muy difícil.
Tanto si avanzaban como si retrocedían, todavía había muchos riesgos. Además, aunque Minokichi-kun y Kanami-chan todavía podían moverse, no podían luchar con toda su fuerza. Incluso con una protección divina, incluso habiendo endurecido sus mentes y cuerpos con el entrenamiento diario, como especie, seguramente existe un límite físico. Recién terminada la lucha contra el Dragón Emperador Escarlata, los dos probablemente llegarían a sus límites si intentaban luchar contra los dragones sin ningún descanso. En esta situación, yo era el único demonio que todavía podía luchar.
Aun así, no sabía si mi [Invocación: Archidemonio] podría mantenerlos a salvo y, si era posible, no quería que enfrentasen una situación tan desventajosa. En esta situación, ¿no seríamos comidos por los dragones? O tal vez simplemente seríamos quemados en el suelo y convertidos en cenizas. Quería evitarlo a toda costa.
Había otros esperando que volviéramos y todavía quería hacer más cosas. En ese caso, solo podía proponer un plan absurdo.
Primero, tendría a Minokichi-kun y Kanami-chan protegiendo a los seis demonios en la arena. Mientras tanto, bajaría hasta el fondo del cráter y reduciríael número de dragones para que los dos pudieran manejarlos. Después de hacerlo, iría a derrotar al jefe de la mazmorra por mí mismo.
Al hacerlo, la captura se completaría y podría regresar sin ningún remordimiento. Es algo que ni siquiera se podía llamar un plan.
Cuando se lo dije, se quejaron, pero... bueno, no había otra opción. Ya que era un plan mezclado con mis propios intereses, solo escuché sus quejas. Por alguna razón, las quejas no relacionadas se mezclaron, aunque simplemente las puse a un lado. Después de escuchar sus palabras, realicé mi plan.
En cuanto a ellos, antes de dejarme ir dijeron algo así como "Bueno... ya que es Aporou, no podremos ayudarle.” Probablemente fue el resultado de la confianza que he construido desde el principio. Lo más probable es que creyeran que yo sería capaz de llevar a cabo este absurdo plan. Confiándoles el resto, salté de la arena.
Minokichi-kun se culpó a sí mismo de su debilidad y sus lesiones, pero estaba decidido a tener éxito en su objetivo de proteger a los otros seis demonios. Aunque estaba preocupada por mi regreso seguro, Kanami-chan se despidió con una hermosa sonrisa que habría encantado a cualquiera que la mirara.
"Bueno, pues, me voy. Les dejo el resto."
■ ■ ■
Agarrando una lanza roja y una lanza maldita, Aporou, el demonio negro Señor Apóstol, saltó de la arena. A medida que Aporou empezaba a caer, una tremenda cantidad de aire caliente presurizado lo golpeó de frente. Había evitado la ruta normal que era el sendero en espiral a lo largo de las paredes del cráter. Como resultado, se acercó a su destino muy rápidamente.
Debido a la velocidad de la caída, el cambio de temperatura fue inmediato, y muy pronto el calor alcanzó un punto donde el traje que estaba vistiendo alcanzó su límite. Los objetos mágicos, que habían costado mucho dinero y hasta ese momento habían realizado sus deberes apropiadamente, se desintegraron en menos de 10 segundos desde el comienzo de la caída.
El calor no se debilitó, sino que se intensificó, y comenzó a desintegrar la armadura que protegía su parte superior del cuerpo, dejándolo solo con sus pantalones, que ahora eran su única armadura. Afortunadamente, con [Líquido Índigo de Iolita], [Mucosa Ignífuga] y [Resistencia Completa al Fuego], no afrontaba un peligro real.
La caída fue segura porque era Aporou, y el calor para él era fácil de tratar. Cualquier otra persona en su lugar se habría convertido en cenizas mucho antes. Debajo de la arena, solo había un infierno ardiente. Pero aun en este infierno de llamas todavía había monstruos.
Estos monstruos eran dragones, largamente conocidos como una de las especies más poderosas. Cubiertos de brillantes escamas rojas,  poseían un enorme cuerpo y llevaban consigo la destrucción.
Se acercaron en un grupo de doce. 6 [Dragones Rojos], 4 [Dragones Llameantes], 2 [Dragones Morados]. Si los dragones atacaban fuera de la mazmorra, tenían poder suficiente para destruir fácilmente un gran reino.
Los 12 dragones miraron al demonio indefenso que aparentemente los estaba provocando. A diferencia de los guivernos, los dragones tienen una inteligencia aguda. Para ellos, parecía que había decidido suicidarse saltando de la arena. Aunque esto no fuera así, un demonio capaz de huir, a los ojos de los dragones, se veía bastante patético.
Para ellos, aparentemente se trataba de un plato para el almuerzo. La forma en que quería suicidarse también parecía estúpida. Así pensaron los dragones, que no sabían nada de Aporou.
Sin embargo, tenían que obedecer las órdenes de la “Dragona Emperatriz Madre de las Llamas - Musutaria Ignatos” y matar al intruso a cualquier costo. Utilizando el poder mágico contenido en sus gargantas, dirigieron sus llamas hacia Aporou. De pronto, los doce abrieron fuego.
La visión del ataque fue como una erupción volcánica, parecía que cualquier cosa dentro del rango del ataque se convertiría en cenizas. Si tal ataque lo golpeaba directamente, tal vez incluso Aporou no sobreviviría.
Sin embargo, eso podría haber sido antes de que él hubiera evolucionado. En cambio, Aporou sonrió maliciosamente.
Si un lagarto acaba de aprender a volar, no debería ser engreído.
"En el camino."
[Aporou] utilizó el arte de combate [Croix Eléctrica Múltiple]
[Aporou] utilizó el arte de combate [Aliento Mortal]
Debido a la profesión [Caballero Sagrado (Cruzado)], fue capaz de usar [Ataque de Cruzada]. Incluso sin [Ataque Rompeolas] y [Croix Eléctrica Múltiple], producía un gran daño y un gran radio de destrucción, por lo tanto era un excelente arte de lucha.
Además, Aporou tenía la habilidad [Grand Croix], que añadía potencia al ataque y aumentaba aún más el poder de ataque. Fue suficiente para golpear su aliento. Además de esto, empleó la profesión [Asesino de Dragones] y el arte de combate [Aliento Mortal]. Como dice el nombre, esta técnica de combate era muy eficaz contra los ataques de aliento.
Aporou realizó solo dos técnicas de combate con sus lanzas, pero en el instante siguiente la zona que tenía frente a él estaba cubierta de destellos rojos. El espacio delante de él explotó con grandes cantidades de cortes e impactos.
Las llamas, previamente en curso hacia Aporou, fueron cortadas en 4 pedazos tan fácilmente como papel. Sin embargo, aunque las llamas habían sido divididas en partes, todavía no habían perdido todo su poder. Como tal, no consiguió evitar por completo el ataque.
Afortunadamente, los cortes dieron lugar a que las llamas se dividieran alrededor de Aporou, dispersándose en el cielo y dejándolo ileso. Se elevaron cientos de metros con un terrible rugido, y finalmente se disiparon cerca de la cima. Esto sorprendió ligeramente a Minokichi-kun y a los otros demonios en la parte superior, pero ellos quedaron ilesos ya que no los alcanzó completamente.
El primer ataque de los dragones fue un completo fracaso. Como tal, los dragones quedaron atónitos al ver a Aporou indemne de su ataque. Incluso después de haber presenciado su respuesta, todavía no podían comprender cómo tal acción era posible. Debido a su confusión, su siguiente acción fue incluso más lenta que la de los guivernos.
Riéndose de los dragones, Aporou activó el [Rugido Mortífero (Desperado)] y usó [Creador del Universo] para que nadie aparte de los dragones fuera perjudicado.
"Mueran."
La corta frase tuvo suficiente fuerza para matar instantáneamente a 6 de los dragones rojos. Con toda su vitalidad drenada, sus enormes cuerpos cayeron al suelo.
El resto de los dragones que sobrevivieron, los dragones ardientes y los dragones morados, no murieron. Sin embargo, no se podía decir que habían escapado ilesos del ataque.
Los dragones en llamas tenían sus movimientos entorpecidos y su velocidad había disminuido visiblemente. Aleteaban desesperadamente mientras trataban de mantener el vuelo, liberando enormes cantidades de energía. No podían entender lo que les estaba pasando. Los más fuertes de los tres tipos, los dragones morados, solo se ralentizaron un poco.
Al darse cuenta de que una parte de su grupo había perecido, los dragones se recuperaron del ataque y miraron furiosamente a Aporou. Entonces concentraron un poder mágico ardiente en sus ojos. Por lo general, los organismos vivos quedaban desamparados bajo el poder concentrado de tal mirada, y algunos podrían incluso haber muerto. A los dragones, este común método de intimidación les permitía suprimir los ataques del oponente y asegurar una victoria fácil.
Si lo hubieran usado contra cualquier oponente normal, habría sido bastante efectivo. Desafortunadamente, fue el movimiento equivocado ya que el oponente al que se enfrentaban fácilmente superaba la calificación de «normal».
Y así, lanzándole sus malvadas miradas, los dragones miraron directamente a los ojos de Aporou. Él respondió activando [Mal de Ojo Mortífero], e inmediatamente el depredador se convirtió en la presa.
Los dragones podrían haberse recuperado de los efectos negativos de [Mal de Ojo Mortífero], pero todavía estaban bajo la influencia de [Rugido Mortífero (Desperado)]. Así, el efecto del ataque se multiplicó y su poder aumentó significativamente. Casi inmediatamente, los 4 dragones en llamas dejaron de batir sus alas y cayeron en el ardiente abismo.
Por ahora las cosas estaban así: 10 de los 12 dragones habían perdido sus vidas sin necesidad de luchar. La escena no era algo que una persona promedio pudiera entender, pero incluso para el [Héroe Legendario] parecía bastante irreal.
Los dragones restantes eran una especie superior a los otros. Aunque habían sido reducidos a un estado débil por sus heridas, el orgullo les permitía seguir rugiendo y, con los ojos inyectados de sangre, volaron como si fuera su enemigo jurado.
"¡¡¡Gaauuuuuuh!!!”
En respuesta a esto, Aporou sonrió ferozmente. Parecía como si hubiera estado esperando una buena pesca de pez gato que acababan de correr directamente hacia él.
"¿¿Shii??”
Las alas negras transparentes crecieron en la espalda de Aporou a través de su [Generación de Elytron] y golpearon rápidamente el aire. El poder de las alas envió fuertes ondas de aire lejos de él.
La distancia entre él y los dragones morados parecía desaparecer instantáneamente mientras volaba hacia adelante.
[Aporou] utilizó el arte de combate [Cazador de Cabezas]
Su profesión [Castigador Vorpal] y el arte de batalla [Cazador de Cabezas] hicieron que su lanza roja y su lanza maldita se coordinaran al momento de su ataque.
Dos series de destellos rojos más tarde, las cabezas de los dragones púrpura fueron limpiamente cortadas. El poder del golpe fue tal que sus duras escamas de dragón no opusieron resistencia, lacerando fácilmente la carne. Las cabezas cortadas de los dragones púrpura conservaron su vida por un segundo, lo suficiente para que Aporou pudiera ver su victorioso reflejo en sus ojos.
"Hermoso, la sangre de este dragón púrpura."
Rasgó los cuellos vigorosamente, expulsando una enorme cantidad de sangre. Como no se evaporaba por el calor, lo vertió por todo su cuerpo. Puesto que la sangre del dragón era alta en potencia mágica, derramarla sobre sí mismo en tal cantidad era bastante peligroso. Una persona ordinaria inmediatamente comenzaría a colapsar en agonía por el dolor, y no sería sorprendente que todo su cuerpo comenzara a desintegrarse.
"Oh, esta cosa es mejor de lo que pensaba, no se siente tan mal."
De hecho, la sangre tuvo el efecto opuesto en Aporou, y lo fortaleció en lugar de infligirle daño. Después de activar [Vampirofilia], la sangre fresca del dragón púrpura reabasteció la fuerza de Aporou. Entonces conservó su autocontrol, y la sangre en su cuerpo se evaporó gradualmente. Recogió rápidamente los cuerpos de los 12 dragones, y comenzó a descender corriendo, hacia lo que estaba seguro que era un infierno.
Durante su vuelo, Aporou encontró tres oleadas de dragones feroces. El número de dragones aumentó, así como la calidad de sus ataques. Pronto, la lucha había aumentado en dificultad y ya no podía matarlos al instante.
Había pasado bastante tiempo desde que se había ido y pronto podría haber un ataque contra Kanami-chan y los otros demonios. Ahora que consideraba cuánto tiempo había estado volando, era probable que la batalla hubiera vuelto a comenzar en la arena.
Él no estaba realmente preocupado por su capacidad, sino más bien por si fueron capaces de recuperarse en el tiempo que había ganado. Sin embargo, ahora se acercaba a la parte inferior del volcán y no tenía tiempo para distraerse con las batallas de otras personas.
"Esto... verdaderamente, es enorme."
Vio la lava que resplandecía como el sol, y en ella flotaba una enorme masa de metal, la «arena final». La temperatura allí era tan intensa que sus órganos internos empezaron a hornearse por el calor. Aquí, en el fondo del infierno, un dragón esperaba a Aporou.
Este dragón era bastante similar al que los 9 demonios habían derrotado. Probablemente era de la misma raza o de una especie relativamente cercana. Esta difería del emperador dragón carmesí ya que tenía dos pares de brazos enormes en vez de alas en su parte posterior, y 10 cuernos formando una corona sobresalían de su cabeza. La forma del dragón también era ligeramente diferente. Pero estas diferencias podían atribuirse al género y a las características individuales de los miembros de la raza.
Aporou no se sorprendió, ni siquiera le importó. Pero lo que le asombró fue el hecho de que, por alguna razón, este dragón fuera aún más fuerte que el Emperador Dragón Carmesí. La parte inferior del dragón ni siquiera estaba en la arena final, ya que estaba sumergida bajo la lava, y su cuerpo yacía en una cueva tallada en la pared del cráter.
Aunque no era del todo visible, Aporou podía sentir su tamaño usando [Sensor Espacial]. Su longitud total era más larga que el cuerpo del emperador dragón carmesí, por lo menos de 150 metros, y si abría sus brazos, su envergadura sería de más de 300 metros.
Como tal, sus otras partes del cuerpo también eran de gran escala. Frente a este dragón masivo, Aporou parecía una hormiga comparada con un elefante. Además del enorme cuerpo, su aura era abrumadora debido al poder mágico que poseía. Su poder le hacía sentir como si fuera a desaparecer si su mirada se fijaba en él. Si el oponente que enfrentase al dragón no tenía una voluntad fuerte como Aporou, moriría por miedo en el acto.
El enorme dragón miró al intruso en su guarida, y abrió su boca que fácilmente podría haber engullido un edificio.
"Enhorabuena, has conseguido derrotar a mi esposo, y llegar hasta aquí, eres muy digno."
"Yo soy [Musutaria – Ignatos], descendiente directo del orgulloso [Dragón de la Llama Roja – Emperador Doragon]. De acuerdo con el contrato con el [Dios del Renacimiento], defiendo la [Montaña Candente del Dragón de Fuego]."
La voz de la emperatriz dragón era sorprendentemente hermosa. Produjo un volumen extraordinario y, hablando con un toque sorprendente de afecto, sacudió ligeramente el entorno.
Aporou estaba confundido porque había esperado que la Emperatriz estuviera furiosa después de la muerte del Emperador Dragón Carmesí.
"Antes de pelear, me gustaría darte las gracias."
"¿Porque he matado a tu marido?"
La emperatriz inclinó levemente la cabeza, y la repentina acción sorprendió a Aporou una vez más. Sin embargo, no parecía ser un gesto de amenaza.
"No me importa, eres la primera persona que ha llegado hasta aquí, miles de aspirantes han intentado hacerlo, pero ninguno aparte de ti tuvo éxito. Finalmente ofreces un reto para mi confinamiento sin fin en este lugar."
Después de terminar su discurso, la Dragona Emperatriz Madre de las Llamas abrió su ancha boca. Dentro de ella, que estaba llena de enormes colmillos, una increíble cantidad de poder mágico comenzó a acumularse y comprimirse. Bajo la compresión, el maná comenzó a distorsionar el espacio, y el aire adquirió una apariencia irreal y extraña.
Viendo eso, escalofríos recorrieron el cuerpo de Aporou. Tuvo una premonición de su muerte. Si no se movía al instante, moriría. E incluso si intentaba escapar, su muerte seguía siendo extremadamente probable.
Usando [Sensor Espacial],  captó la inimaginable escala del ataque. Incluso si utilizaba [Escape de Emergencia], no podría escapar al alcance del ataque.
Así, Aporou se dio cuenta de que un ataque inevitable y fatal estaba a punto de ser liberado directamente en él.
"Para comenzar...”
“¡¡¡Kaa!!!”
Al instante, Aporou saltó a la acción, estableciendo su defensa mientras la Emperatriz Dragón se preparaba para atacar.
Usando [Creador del Universo], creó incontables capas de vacíos al influenciar la gravedad. Actuando como un agujero negro. El poder del campo era suficiente para distorsionar la luz, y atraer ligeramente  cualquier organismo hacia ella. Si un organismo se acercaba demasiado a él, sería rasgado en pedazos. Aporou tuvo que recurrir a un ataque tan formidable como parte de su defensa. Con su ayuda, también fue capaz de atraer una enorme masa de metal que estaba flotando en la lava más allá de la arena final. El tamaño era enorme, pesaba fácilmente varios cientos de toneladas. Sin embargo, solo flotaba si se mantenía en su lugar.
Utilizando la capacidad de sus lanzas rojas, replicó varios cientos de copias y aseguró forzosamente el bulto de metal a la arena final. Aunque algunas de las capacidades del metal para resistir los ataques se debilitaron por la perforación de las lanzas, era bastante indestructible frente a muchos ataques fuertes. Las lanzas restantes también formaron una pared del escudo delante de Aporou.
El tamaño y las capas de su defensa actual eran más que suficientes para evitar el ataque de cualquier enemigo que hubiera encontrado anteriormente. Un ataque normal ni siquiera le dejaría un rasguño. Sin embargo, todavía tenía un mal presentimiento de que no iba a ser suficiente. Convirtió su mano de plata en un escudo semicircular para proteger su parte delantera, y se equipó su armadura con el atributo añadido del [Prestigio del Oso Rojo, Rey de las Bestias]. Como resultado, su resistencia al fuego aumentó drásticamente.
Como medida adicional, realzó su cuerpo con la [Armadura Sólida de Escamas de Dragón]. Esto también condujo a una mejora en su armadura actual y comenzó a cubrirse en un aura negra debido a [Aura de Caballero Negro No-Muerto]. Para aumentar la defensa de su brazo de plata, activó la profesión [Escudero] y [Pared-Escudo] [Reducción de Daños Físicos y Mágicos Menores], que también otorgaba resistencia contra ataques mágicos. Luego sacrificó la mayor parte de su movilidad para tener mayor defensa a través de [Endurecer]. El efecto se activaría durante un corto tiempo mientras él se defendía. Sin embargo, cambiaría de nuevo después del ataque de la emperatriz dragón, permitiéndole ir en la ofensa.
Incluso con todo esto, Aporou no creía que su defensa fuera perfecta. Sin embargo, fue lo mejor que pudo hacer en el corto período de tiempo antes del ataque de la Emperatriz Dragón.
La emperatriz lanzó su abrasador ataque, el [Aliento de Fuego Final], que no podía controlar cuando lo liberara ya que era demasiado poderoso.
Toda la arena explotó en una tormenta de llamas blancas, llegando a Aporou instantáneamente.
"......."
El impacto resultante golpeó Aporou, y él luchó para mantener su equilibrio. Sus dientes comenzaron a agrietarse, pero no les prestó atención. El ataque rápido era tan increíblemente caliente que evaporaba todo a su paso. La densa capa de vacíos logró quitar algo de su ímpetu, pero la fuerza del ataque lo empujó.
La enorme masa de metal se mantuvo durante 10 segundos antes de consumirse. Sorprendentemente, el calor superó el límite de absorción del metal, y comenzó a distorsionar su forma. Esto causó una pequeña brecha en la masa de metal. El pequeño agujero fue suficiente para que las llamas estallaran y consumieran el metal de dentro hacia afuera. La barrera de lanzas de Aporou también tuvo el mismo destino.
Tras aplastar sus primeras tres capas de defensa con solo una pequeña pérdida de poder, las llamas alcanzaron el escudo plateado de Aporou. Tal cosa era casi indestructible, y sin embargo las llamas todavía superaban la cantidad de calor que podía absorber.
Aunque la emperatriz era sierva de lo divino, no pudo destruir por completo la mano de plata. Esta no se desintegró, pero se deformó terriblemente, no logrando detener el ataque.
La llama blanca alcanzó entonces el aura negra que cubría su armadura. Aunque la había reforzado con una gran cantidad de habilidades y proporcionaba cierta resistencia, no pudo suprimir el ataque completamente. El aura se dispersó, y entonces la armadura comenzó a derretirse. Las llamas se encontraron con la piel mejorada de Aporou.
Aunque siempre había imbuido su piel con grandes cantidades de habilidades, no fueron suficientes, y las llamas finalmente superaron su última capa de defensa. Un fuerte olor a carne quemada impregnaba el aire.
Las llamas habían reducido a una fracción su poder original combinado con el poder de su defensa, pero aun así Aporou quedó apenas aferrado a su vida.
De algún modo logró hacer un último esfuerzo, activó [Regeneración Ultrasónica] y así comenzó el interminable proceso de destrucción y regeneración. Sabía que si perdía la concentración durante un segundo, estaba muerto. Las llamas atacaban brutalmente tanto su cuerpo como su mente, casi no logró resistirlo. Por suerte para él, todo tenía un principio y un final.

"¡¡¡Uooooaaaaaaaaaaa...!!!”


Finalmente se escuchó el rugido de Aporou cuando los efectos del ataque desaparecieron. Las llamas que fácilmente podrían derretir un reino fueron reducidas a un calor más soportable. El ataque directo terminó después de que Aporou, a duras penas, lograra sobrevivir a las mortíferas llamas.

Después, se derrumbó sobre una rodilla. Su respiración era entrecortada y pesada, y sus hombros se sacudían. Su cuerpo olía a carne quemada.

"¡Ooooh, me alegro de que hayas logrado sobrevivir a eso! ¡Fue excelente!"

El [Aliento de Fuego Final] había derretido la mayor parte de la superficie de la arena final, y la lava empezó a cubrir los alrededores. Rompiendo las paredes del entorno, había alcanzado la [Zona Limitadora]. Sin ese límite, seguro que el ataque habría dejado una zanja en todo el continente. Un ataque como ese habría viajado durante días. Todo lo que se encontrara a su paso habría sido vaporizado. Dejado un desierto sin vida de tierra fundida en su estela.
La Emperatriz Dragón estaba muy contenta de que Aporou hubiera sobrevivido a su ataque.
"Después de haber estado siempre aquí, incluso olvidé cómo contenerme, ¿quién hubiera pensado que un señor apóstol podría sufrir mi ataque y sólo colapsar? Aunque tú llevas la protección de un gran dios. ¡Puedes estar orgulloso de ti mismo, vaya si puedes estarlo! Tomaste un golpe directo de mi aliento sin morir, ¡de ahora en adelante serás conocido como una leyenda! No esperaba menos por las pruebas que has superado, ni esperaba menos del elegido del dios supremo."
La impetuosa Emperatriz del Dragón, usando sus numerosas habilidades, fácilmente reconoció las bendiciones divinas ocultas en Aporou. Nadie hasta ahora había podido averiguarlas. Al enterarse de esto, él pensó que sería necesario asegurar que la información no se filtrase. Así, respondió a la dragona emperatriz ardiente.
"Como era de esperar, fue difícil."
A pesar de sobrevivir, el daño que recibió no fue insignificante. Su armadura albergaba graves daños, fue destruida al 70%, y su cuerpo sufrió quemaduras severas. Algunas partes de su cuerpo se habían convertido en carne carbonizada. La armadura viviente pudo de alguna forma sobrevivir, pero la mano de plata, que tomó la mayor parte del daño, quedó severamente deformada.
Aporou había priorizado proteger su cabeza y no el cuerpo. Inevitablemente, esto resultó en que su cuerpo no estaba totalmente protegido por la armadura viviente y el daño en algunas regiones fue muy severo. En particular, todo lo que quedaba debajo del codo de su brazo derecho había desaparecido y el resto se encontraba carbonizado hasta el hueso.
Incluso con la incorporación de [Resistencia Severa al Dolor], el dolor atacó violentamente su cuerpo y su cerebro. Incluso después de recibir tales daños, Aporou restauró su cuerpo a una velocidad increíble y lo reforzó aún más.
Bajo la influencia de [Elixir de Sangre] y [Regeneración Ultrasónica], la piel quemada fue regenerada y reemplazada con una nueva capa. Sin embargo, la restauración de su mano derecha perdida fue difícil. Tuvo que restaurar su brazo sacando la carne del emperador dragón de su inventario y absorberla con [Restauración de Líquidos Automática].
[Ultra-Recuperación] y otras modificaciones le permitieron mejorar su estado físico de nuevo. Varias veces más fuerte que antes, Aporou apuntó la lanza maldita y la lanza roja hacia la emperatriz dragón. Incluso después de un ataque tan abrumador, no había desesperación en sus ojos. De hecho, estaban llenos de más determinación, centrados en la emperatriz de dragón.
"Oh, ya puedes moverte. Pensé que tendría que esperar hasta que te hubieras recuperado, ¡pero esto es aún mejor! Realmente necesitaba una batalla como esta para disipar el aburrimiento que he sentido durante tantos años."
Dicho esto, [Dragona Emperatriz Madre de las Llamas – Musutaria Ignatos] finalmente salió de su cueva y puso sus patas en la arena final. Esta vez, atacó con una de sus manos, que estaban ubicadas en sus cuatro alas de dragón, una mano enorme con una amplia gama de largas garras que atacaba extremadamente rápido a pesar de su gran tamaño. El impacto fue como una colisión con un enorme camión a toda velocidad. Aporou cruzó la lanza roja y la lanza maldita para protegerse. El golpe fue extremadamente rápido e hizo un sonido chirriante al contacto con las lanzas, creando un montón de deslumbrantes chispas.
Aporou había interceptado magníficamente las rápidas garras con sus dos lanzas. Evitar ese ataque sin usar técnicas de combate demostraba un nivel de habilidad inaudito para alguien común.
“¡Incluso ese ataque fue fácil de defender para ti! ¡Qué habilidades tan aterradoras tienes!“
Tras el primer golpe, una segunda mano salió disparada de la Emperatriz del Dragón. Fue mucho más fuerte y más rápido que el anterior, pero también fue fácilmente interceptado. Sin una pausa, le siguieron tres, luego cuatro, luego cinco ataques, fusionándose en una serie de continuos golpes. Se oían ruidos de chillidos y saltaban chispas cada vez que los oponentes chocaban, los impactos tallaban surcos en la arena final.
"¡Uuuuh!"
Incluso Aporou se sorprendió de que fuera capaz de defenderse de esa danza de golpes mortales. La Emperatriz Dragón era 75 veces más grande que él. Aun siendo fácil desviar cada ataque, cada golpe podría ser fatal para un mosquito como Aporou.
"Con este nivel, ¿todavía evitas ser herido por mis ataques? ¿Todavía te resistes?"
La arena final se tiñó reiteradas veces de la sangre derramada bajo ese aluvión de ataques, pero Aporou aun seguía vivo. Había utilizado muchas habilidades en los momentos justos, y sus reflejos se habían agudizado gracias al largo tiempo que había pasado entrenando sus técnicas de combate. Como resultado, ningún movimiento suyo era aleatorio y sus ataques parecían una bella danza.
Pero incluso para Aporou, los constantes ataques de la Emperatriz Dragón impedían cualquier contraataque. Ninguna victoria podía ser alcanzada solamente defendiéndose. Para ganar, ir a la ofensiva era absolutamente necesario, sobre todo porque el tiempo se le estaba acabando.
"Incluso con ese cuerpo dañado, lo estás intentando con valentía, ¡es un espectáculo magnífico...! Me pregunto qué tipo de ataque terminará contigo definitivamente... Veamos, mi próximo paso será interesante, ¿cómo lo manejarás?"
La emperatriz dragón levantó sus manos a la parte superior de sus alas, y con la ayuda de su enorme poder mágico, utilizó un tipo de magia conocida solamente por los dragones, [Meteorito Abrasador]. Convocó un meteoro llameante de 65 metros de diámetro que se estrelló en la arena final.
Bajo ese ataque, incluso Aporou fue aplastado. El ataque, a diferencia de las garras, provenía de la parte superior y era mucho más grande, cosa que lo hizo imposible de parar. Para salir de esta terrible situación, Aporou decidió usar uno de sus ases en la manga ocultos.
“¡[Liberación de Orbe de Ogro]!”
Los orbes de Ogro de color negro, rojo y dorado incrustados en su pecho, codos y rodillas, se derritieron simultáneamente. La sustancia generada de ellos envolvió por completo el cuerpo de Aporou. El enorme meteorito ardiente pertenecía a la llamada magia prohibida, [Magia Dragónica – Meteorito Abrasador], y tenía el poder de destruir un pequeño país. Se acercaba desde el cielo a gran velocidad e iba dirigido directamente hacia Aporou.
Su aspecto majestuoso era parecido al de un sol abalanzándose sobre la arena y elevó la temperatura de la mazmorra aún más. La emperatriz se retiró para evitar el impacto directo, y el meteorito se estrelló contra la arena final sin ninguna interferencia.
Después de eso, todo fue consumido por un mar de llamas. La tierra tembló por el golpe titánico y las paredes se estremecieron tanto que empezaron a desmoronarse. Primero hubo un destello brillante. Y no era simplemente una luz cegadora, sino que iba a incinerarlo todo. Entonces llegó la onda sonora, más fuerte que el rugido del dragón. La destrucción física que causó fue como si el sonido tuviera la fuerza de un martillo.
Un momento después vino la onda de choque. Cualquier ser vivo dentro del radio de impacto se convirtió en papilla al contacto, ya que se extendió hacia el exterior de la arena final. Fragmentos abrasadores se esparcían por todas partes a alta velocidad. La destrucción causada por el meteorito cubrió toda la arena.
"Hmm. ¿Me habré excedido un poco de nuevo?"
El increíblemente escenario final había sido parcialmente devastado por uno de los ataques mágicos de la Emperatriz Dragón. Ella había sobrevivido a la destrucción del meteorito debido a sus escamas de dragón. Bañada en llamas, miró cuidadosamente alrededor de la arena. Pero la zona estaba todavía cubierta de llamas y escombros como resultado del impacto, y no era de extrañar que no pudiera encontrar su objetivo, eso era inevitable. La zona donde había estado Aporou había sido arrasada, ahora solo algunos torrentes de lava y los escombros llenaban el lugar. El aumento de pilares de humo causó una espesa niebla que envolvió la arena.
Podría haber sido diferente de haber visto algún tipo de movimiento de él, pero en esta situación, ni siquiera los ojos de la dragona pudieron hallarlo. Todo apuntaba a que había fracasado en su intento de sobrevivir.
"Como era de esperar, fue demasiado, debí al menos preguntar su nombre."
Después de no encontrar Aporou o de no percibir más su presencia, la emperatriz dragón pensó que había muerto.
Su rostro expresaba una perceptible decepción, aunque las emociones de un dragón son bastante difíciles de entender, era fácil juzgarlo por el tono de su voz. Después de esperar mucho tiempo, finalmente encontró a la criatura con la que había querido pelear, y se arrepintió de usar un hechizo tan abrumador. De repente, notó una sombra que se movía en la esquina de su campo de visión.
"¿Uhm? ¿Eso es...?”
Girando la cabeza, un escalofrío recorrió el cuerpo de la Emperatriz Dragón. Fue una sensación muy incómoda, como tener hielo viajando por la columna vertebral. Antes de que la Emperatriz Dragón pudiera entender lo que estaba sucediendo, sus instintos se activaron, obligándola a evadir el ataque mortal. Ella se agachó rápidamente, aplastando su cuerpo contra el campo de batalla. Seguía siendo del tamaño de una casa, pero estas acciones la salvaron.
"¡Aaaahhh!"
Desde que se había convertido en un jefe de mazmorra, esta era la primera vez que había sentido tal dolor. Se sentía como si toda su espalda estuviera ardiendo violentamente. Aporou se había lanzado originalmente para hacer una herida fatal en el cuello, pero en cambio sus manos de las alas estaban completamente desgarradas.
"¿Qué es?"
De los muñones, una enorme cantidad de sangre explotó hacia fuera. Los vasos sanguíneos de la Emperatriz Dragón eran extremadamente gruesos. Su corazón circulaba sangre con un ritmo muy fuerte, y constantemente enviaba enormes volúmenes de sangre. Como resultado de la gruesa arteria cortada, había una gran fuente de sangre, regando todo el campo de batalla como lluvia.
Esta lluvia de sangre tan potente causaría una muerte instantánea si no se evaporaba inmediatamente. Sin embargo, había una criatura más además de la Emperatriz Dragón que estaba bañada en la sangre.
"¡Ohhh, qué delicioso!"
Completamente cubierto de sangre, la cual disfrutaba como si fuera un vino caro, la criatura lamió los trozos de carne que quedaron en la lanza roja. Perdido en un trance, como si hubiera cogido un gran ingrediente, no era otro que Aporou. Sin embargo, ahora se veía significativamente diferente que antes.
"Fuwa Fu wa wa wa wa wa!"
“¡En serio, es genial, genial! ¡Esta abrumadora aura, esta arrogancia! ¡No esperaba menos del elegido del [Gran Dios] que tan admirablemente se las arregló para llegar hasta aquí!"
Aporou, que miraba fijamente a la Emperatriz Dragón, se posó en un fragmento bastante grande de la arena final, todo su cuerpo excepto la mano de plata estaba cubierto con un traje dorado, negro y rojo, de los colores de sus [Orbes de Ogro]. A diferencia de otras armaduras y exoesqueletos, este traje dorado y negro abrazaba su cuerpo con fuerza, y era similar a los que había usado en su vida anterior. Pero a diferencia de los que estaban hechos de materiales elásticos, este tenía la capacidad oculta de transformarse libremente.
Constantemente cambiando, el traje creó otro par de manos del mismo color que el traje y se convirtió en un demonio de cuatro manos. Se había transformado como resultado de la activación de los [Orbes de Ogro], cuyas propiedades eran diferentes para cada individuo.
Por ejemplo, un Señor del Fuego habría recibido una gran espada en llamas, y un Señor del Viento habría recibido una armadura esmeralda. Es decir, cada Señor recibía un estilo propio como método de combate tras la activación. En el caso de Aporou, había recibido toda la armadura que, sorpresivamente, era un arma con infinitas variaciones y formas.
Aporou terminó de comer los trozos de carne que había en sus armas. En lugar de ser sostenidas por él, ahora estaban unidos a sus antebrazos. Como resultado, sus brazos principales estaban libres para atacar a través de golpes hidráulicos, hechos con los [Orbes de Ogro]. Uno podría esperar que sus lanzas se interpusieran en su pelea, pero en su lugar golpeaban a altas velocidades con mayor poder de ataque y destrucción de lo que podría conseguir blandiéndolas con las manos. Incluso si fuera un problema, no era preocupante porque era Aporou.
"¡¡¡OOOoooooooo!!!”
Equipado con sus lanzas en ambos brazos, Aporou rugió usando [Rugido Mortífero (Desperado)]. Era la voz de la muerte, cazando la vida de los vivos. Pero para quitarle la vida a la Emperatriz Dragón no era lo suficientemente fuerte. De hecho, ni siquiera fue capaz de imponerle efectos de estados negativos. En términos de ataque, había sido un rugido sin sentido.
Pero después de haber absorbido la sangre de la Emperatriz Dragón y usar la habilidad [Vampirofilia], Aporou había aumentado significativamente su fuerza y ahora palpitaba una enorme cantidad de energía. Después de absorber la lluvia de sangre de la impetuosa Emperatriz Dragón, se dirigió directamente hacia ella, acelerado por la habilidad [Embestida del Gran Rey Demonio Negro]. Su ataque relámpago fue más rápido que el sonido.
“¡Jaa!”
Pero la Emperatriz Dragón no se quedó allí en silencio; no era tan débil. Golpeó con su antebrazo derecho usando poder mágico. Fue un golpe terrible, que también superó la velocidad del sonido. El filo de sus garras pudo haber penetrado fácilmente las defensas de Aporou. Pero este lo evitó por poco, saltando en el momento perfecto. Si hubiese acelerado o titubeado durante un segundo, se habría convertido en un chorro de sangre. Pero al evitarlo, voló hacia delante sin detenerse. Al mismo tiempo, la armadura en sus pies se transformó en un cuchillo afilado, tallando huellas distintivas.
Utilizando las técnicas [Daño Físico Penetrante] y [Fortalecimiento Mayor de los Ataques Penetrantes] juntas, chocó contra la Emperatriz Dragón.
"¡Ooooooooogh!"
De los pies a la rodilla, de la rodilla a la cintura, de la cintura a la espalda, y de la espalda a los hombros, atacó cada parte de su cuerpo con la lanza roja, amplificando el daño en cada sitio. Penetró fácilmente a través de las escamas de la Emperatriz Dragón, cortando sus músculos y llegando al hueso.
Pero todavía no era suficiente. No era lo suficientemente fuerte como para matar a la Emperatriz Dragón. Incluso si su cuerpo estaba empapado en sangre de [Vampirofilia] y sus habilidades aumentaron por los orbes de ogro, todavía había una enorme diferencia de tamaño. Incluso el ataque anterior, donde fue capaz de cortar las manos de las alas del dragón, fue solo debido al hecho de que la emperatriz había bajado su guardia. Su cuerpo contenía una enorme cantidad de energía mágica, lo que hizo posible soportar el ataque, y cada ataque sería inmediatamente contrarrestado.
Precisamente por eso, Aporou hizo lo siguiente. Empleando simultáneamente una combinación de habilidades, activó [Poder Tiránico Renovado del Demonio Negro – Destrucción Divina del Demonio Negro]. Después de usarlo, una enorme mano ilusoria capaz de interactuar con la materia elevó las habilidades físicas de Aporou a un nivel completamente diferente.
"¡Uuuuuaaggh!"
El puño ilusorio golpeó directamente el estómago de la Emperatriz Dragón con un impacto similar a un meteorito, con una onda de choque enorme. En el sitio del impacto, una tormenta de relámpagos explotó hacia fuera. El golpe que Aporou acababa de aterrizar en su estómago era más que terrible, su fuerza era tal que era imposible de imaginar. Este único ataque del relativamente pequeño Aporou amplificó el impacto varias veces, con un tamaño comparable a la Emperatriz Dragón, del tamaño de una montaña.
En el punto de impacto, las escamas del dragón se rompieron o se abollaron hacia adentro, y la resistente armadura de dragón se rompió fácilmente. El relámpago calcinó innumerables heridas en su cuerpo, la sangre brotaba de ellas sin parar. Con el golpe que consiguió logró sobrepasar las escamas de dragón en fuerza, los huesos se rompieron perforando algunos de los órganos internos.
El poderoso ataque fue tan inesperado que la impetuosa Emperatriz Dragón se quedó sin aliento y, aun así, el ataque aún no había terminado.
"¿¿¡¡Qué fue eso!!??"
Un hilo de oro se unió al cuerpo de la Emperatriz Dragón. Debido a su postura caída y al shock, no pudo contraatacar, y no tuvo tiempo de concentrarse en la defensa mágica.
Usando el hilo de oro que liberó de su brazo auxiliar, Aporou disparó sobre el hombro de la Emperatriz Dragón, y esta vez atacó con su puñetazo hidráulico. Golpeó con una velocidad sorprendente, alrededor de 10 veces por segundo, estaba adaptado para la destrucción de los enemigos blindados. Además, Aporou poseía [Profesión – Maestro Lancero] y artes de maniobras de combate como [Lanzas de flor de loto]. Su lanza roja y su lanza maldita irradiaban un aura asesina carmesí.
Aporou utilizó el arte de combate [Lanzas de Flor de Loto]
El ataque se hizo más fuerte con [Ofensiva Continua] y [100 Flores 1000 Lanzas], mejorando la potencia y la velocidad de cada golpe.
Como resultado de [Ofensiva Continua], [100 Flores 1000 Lanzas] y [Puñalada Triple], junto con el puño hidráulico, aumentó considerablemente su velocidad de ataque, así como el poder y el rango. La armadura del dragón fue perforada como si fuera de papel. La lanza maldita y la lanza roja penetraron en el cuerpo de la Emperatriz Dragón como una cuchara a través de un pudín.
Con sus lanzas atravesando su carne, hasta la Emperatriz Dragón probablemente sintió algo de miedo. Su rugido lleno de dolor resonó por toda la arena.
"¡¡Gaaaaaah!!"
En este punto, debido al poder mágico en su cuerpo, su armadura se encendió en una ráfaga rápida. La temperatura de su ardiente armadura era mucho más caliente que un meteorito y la lava. Incluso Aporou estaba en peligro, así que decidió retirarse rápidamente antes de que su cuerpo se comenzara a freír. Mientras lo hacía, logró tomar la mano derecha de la Emperatriz que había arrancado con sus ataques.
Se miraron el uno al otro desde ambos lados del campo de batalla. Aporou comió la carne de primera clase de la Emperatriz Dragón mientras mantenía un ojo en ella. Entonces el miedo de la Emperatriz Dragón fue sustituido por rabia y todo su cuerpo estalló en llamas.
Su malvada mirada estaba llena de poder mágico, y causó una distorsión en el campo de fuerza entre ellos.
“Fu fu wa wa wa wa wa. La aterradora verdad de una criatura tan espantosa... No hay forma de que pueda destruir tan fácilmente mi carne... Sin embargo, puede comerla y aumentar su fuerza, y con eso parezco menos temible para él."
Su mano del ala y el brazo derecho cortados ya habían comenzado a recuperarse. La emperatriz tenía una regeneración increíble. Además de eso, tenía una habilidad mayor que [Resistencia al Fuego], más alta que la [Completa Resistencia al Fuego] e incluso más alta que [Inmunidad al Calor]. Ella tenía [Absorción de Calor], que le permitía absorber el calor circundante de la lava, generando una enorme cantidad de energía para acelerar su recuperación.
Este lugar era el campo de batalla perfecto para la Emperatriz Dragón. Mientras que ella podía recuperarse de esta manera, Aporou podía comer su pierna cortada, aumentando su fuerza.
Junto con la adquisición de este poder, sus orbes de ogro también cambiaron. Estos cambios fueron más como una evolución completa, en lugar de una mejora. Y en menos de unas pocas decenas de segundos, la Emperatriz Dragón completamente recuperada atacó justo cuando Aporou terminaba de comer. En la batalla, sus fuerzas eran iguales, con cada ataque teniendo el poder de cambiar el paisaje local. Esta batalla por la vida y la muerte era tal que era como un mito descendiente de las páginas de las leyendas.
■ ■ ■
La batalla continuó hasta tarde, en gran parte debido al hecho de que la Emperatriz Dragón tenía una recuperación y resistencia increíbles. Francamente, no creí que un solo demonio pudiera ganar esta batalla. Pero debía probar su carne una vez... casi me fui al cielo con su deleite.
Considerando eso, debería tener en cuenta los pros y los contras, aunque los pros probablemente seguían excediendo los contras.
Empapado en su sangre, me sentía iluminado. Era inimaginablemente rica, solo puedo compararlo con el sabor del vino de primera clase que deja fermentar a largo plazo. Aunque siendo honesto, no era suficiente para describir el sabor. Solo una mordida y mi fatiga se eliminaba completamente. Si me preguntan con qué se puede comparar, era demasiado maravillosa para ser comparada con cualquier cosa que hubiera comido antes.




<<  Días 240-242 |  Lista de capítulos  |  Días 245-250 >>


46 comentarios:

  1. que raro esperaba un ejército de comentarios después de tal batalla épica PD : gracias por el capitulo PD2 (no se si es spoiler o no esto pero igual ne ) todavía faltan enemigos aun mas brutales >:)

    ResponderEliminar
  2. me costo traducirlo mas por que se suponía se publicaría dividida en 3 fechas, pero le echamos ganas y se entregaron las 3 de golpe para que vean como los queremos xD.

    Atte: Zikim

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por publicarlo todo junto. No resistiría la tentación de leerlo en ingles si no fuera así XD

      Eliminar
    2. muchas gracias por la publicacion y exelente pelea la de hoy, por cierto la imagen es segun la de Tatsushirou que es una mascota de rou ó eso es lo que dice la wiki

      Eliminar
    3. Gracias por la larga traducción los amamos

      Eliminar
  3. Gracias por el capítulo.
    Cuando evolucionó aporou que no me di cuenta o son los efectos de los orbes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los efectos de los orbes de cuando le tiro el metiorito el los activo

      Eliminar
    2. si solo los efectos de los orbes a esperar a la siguiente semana aver como temina y ver si sale imajen de su nueva evo

      Eliminar
  4. Muy epico gracias por al traduccion espero la proxima

    ResponderEliminar
  5. Un millón de gracias. Con esta calidad en la traducción da gusto leer.

    Gracias a todo el equipo por su esfuerzo y trabajo.

    ResponderEliminar
  6. Ciando vi que la emperatriz dragón se regeneró tan fácilmente pensé que apopolou valió verga

    ResponderEliminar
  7. gracias por el capitulo
    PD: que batalla mas epica, capas en los siguientes capitulos aporou tendra una nueva evolucion

    ResponderEliminar
  8. este cap dio Power up a diestra y siniestra para todos :v

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la traducción ese rou esta loco , su gula algún día le costara algo muy importante .....

    ResponderEliminar
  10. Pelea épica, veamos que consigue al derrotar a la emperatriz D: ..Se irá con un bueeeeeeeeeeeeeeeeeeen botín de esa Dungeon.

    ResponderEliminar
  11. Una batalla epica tras otra esto me esta matando quiero que el manga llegue ya a este capitulo solo para ver las batallas

    ResponderEliminar
  12. Que capitulo mas épico, apoteosico, realmente se lucieron acá, muchas gracias, ojala el Gran Aporou no caiga =D

    ResponderEliminar
  13. INCREIBLE!! gracias por su trabajo, por mucho la mejor version que se pueda encontrar, creo que ni la version en ingles tiene tanta coherencia (es eso o mi ingles se esta volviendo malo XD) a esperar otro viernes....

    ResponderEliminar
  14. gracias por el capitulo ya quisiera que fuera la otro semana para leer. pero gracias =)

    ResponderEliminar
  15. Realmente epico gracias por la entrega sólo resta esperar el desenlace me gustaría que participara minochiki y fuese decisivo

    ResponderEliminar
  16. vale, totalmente épica la batalla, ahora me pregunto que clase de habilidades va a conseguir de comerse el cuerpo de la emperatriz

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias x traducir, realmente agradecidos del traductor/res y correctores :)

    Nuestro -por ls muertes de dragones en este cap- Dovahkiin estuvo implacable, la dragona bien ruda pero igual de deliciosa.

    Me pregunto si los hombres lagartos u otro de Parabellum tendrá como camino evolutivo un dragón molón como los nombrados aquí XD

    ResponderEliminar
  18. despues de ver tan largo capitulo no puedo no agradecer sus esfuerzos, muchas gracias! :).Saludos

    ResponderEliminar
  19. holaaaa como siempre gracias por sus capitulos son geniales y esta batalla epica es de por demas epica xD muchisimas gracias por la traduccion y sus esfuerzos saludos o.o/ :-)

    ResponderEliminar
  20. comentarios no faltaron.
    esta muy bueno la entrega de hoy y se agradece por no dividirla eso hubiera sido fatal.
    muchas gracias por el trabajo

    ResponderEliminar
  21. Ese aliento hizo que nuestro querido Rou usara la mayor parte de sus CDs. Muchas gracias por el pedazo de capitulo, la verdad es que llegáis a dividirlo y me muero.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias por los capitulos, realmente una batalla brutal y épica

    ResponderEliminar
  23. Wooooooaaaahhhhh!!!! Infartante este capitulo, pensar que se enfrentaria en solitario contra la madre dragona y leer todo sin pausa. Los amo muchisimo jajaja.

    ResponderEliminar
  24. Genial, me emociono más que cuando lo leí en inglés, por cierto, que tan fuerte será el rey bestia!?, no me imagino a alguien dándole batalla a ovarou

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias por el capitulo sin duda alguna el mejor de todos me hizo recordar cuando peleo a muerte con el oso en llamas del bosque :D

    ResponderEliminar
  26. Tienen delante de sus narices a una criatura legendaria que a sido encargada por un dios la proteccion de un calabozo del mas alto nivel, y lo unico que piensan es a que sabra su carne (-_-) ... sip, definitivamente son los Parabelum

    ResponderEliminar
  27. Magnífica la traducción, yo lo leí con el gooogle translate xd no tiene comparación, muchas gracias Xenia.
    Pd:Los sigo desde hace mucho tiempo, te amo Xenia.

    ResponderEliminar
  28. proximo capitulo evolucion

    ResponderEliminar
  29. Tengo que admitirlo....creo que han sido de los capitulos que mas me han gustado... me hacer darme cuenta de lo roto que esta Rou... ahora de seguro querra probar la carne de un dios

    ResponderEliminar
  30. uff men, en verdad la traducción fue impecable, me llevaron al mismo lugar de la batalla, y mi imaginacion volo como nunca, esta batalla fue simplemente epico, y me encanta el papel que juega el narrador, obviamente desde 3 persona :'v :'v

    ROU no se conformara con el sabor de dragones, apuesto a que ira a por dioses, aunque falte mucho

    ResponderEliminar