Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

sábado, 1 de octubre de 2016

Cap. 5: Luz y Sombra Parte 5

Silvi versión esclavo(?)
¿Quién da más?

También me sorprende que de verdad esté cumpliendo lo que dije.....
-Ishtar


Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)

-Mujer Guerrera-﴿
Prólogo 1: La Luz y La Sombra

Capítulo 5:

La Luz y la Sombra - Parte 5



Apenas dijo algo, Capa Roja le cubrió la boca y se acercó a su oído para susurrarle, “No hables. Solo asiente como respuesta. ¿Confías en mí?”

Silvester pestañeó un par de veces. Cuando escuchó la pregunta de Capa Roja, inmediatamente asintió rebotando la cabeza. Pero después de asentir se dio cuenta de que no tenía alguna base para confiar en Capa Roja en primer lugar. No solo no conocía la verdadera identidad de esta persona sino que tampoco había visto su rostro ni una sola vez… sin mencionar que ni siquiera estaba seguro de su sexo.

“Sígueme.”
Capa Roja soltó a Silvester, y luego se dio la vuelta para salir del sótano. Silvester rápidamente lo siguió, pero luego miró hacia atrás para observar al resto del grupo antes de irse. Todos estaban durmiendo como si estuvieran muertos. Incluso Cale, quien se suponía que debía estar vigilando también se había dormido. Silvester no podía decir si fue porque estaba muy cansado o porque Capa Roja hizo algo.

Si Capa Roja de verdad es la Reina Guerrera, definitivamente le rogaré para que venga a ayudarlos. Silvester juró para sí mismo.
▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼
Se escuchaban grandes estruendos uno tras otro. Cale inmediatamente se despertó al escuchar el primer estallido, pero su reacción no fue lo suficientemente rápida. La puerta del sótano fue pateada por alguien y directamente cayó al suelo. Cale levantó su cabeza solo para ver el uniforme negro que los guardias usaban. Su corazón se hundió cuando comprendió que su escape había fallado.
Pero simplemente no podía comprenderlo. ¿Cómo demonios los guardias lograron encontrar este lugar, y cómo demonios lo lograron en tan corto tiempo?
Aunque la ciudad no es muy grande, su tamaño era considerable. Además, no podían realizar una búsqueda completa a la vista del público, así que ¿cómo descubrieron la puerta secreta cerrada de entre todas las puertas trampa con tanta facilidad y velocidad?
Tenía mucha dificultad en creer que el escuadrón de guardias, quienes eran tan flojos que dejaban el lugar sin vigilancia por media hora mientras cambiaban de turno, de repente serían expertos en búsquedas.
“¡Todos ustedes salgan de ahí! ¡Mataremos a cualquier bastardo que se atreva a quedarse atrás! ¡Maldita bola de cabrones! ¡Hicieron que el señor feudal me regañara!”
El color de las caras de los esclavos era color ceniza. Algunos incluso tenían expresiones derrotadas como si estuvieran por morir. Salieron del sótano uno por uno, y como lo habían esperado, recibieron una gran paliza.
El capitán de los guardias dijo groseramente, “Malditos, si no fuera porque mañana es la subasta  y el señor feudal nos ordenó no maltratarlos mucho, ¡los mataría a golpes!”
A pesar de la orden del señor feudal, los guardias golpearon a los esclavos de vez en cuando. De todas formas, ya que los esclavos ya tenían algunas heridas, siempre y cuando no les rompan una extremidad el señor feudal estaría satisfecho.
“¿Silvester?”
Cale estaba pasmado al ver una cara conocida entre los guardias. De inmediato se dio cuenta del porqué los guardias lograron encontrar este lugar tan fácilmente…
¡Silvester los había traicionado!
Cale rugió, “¡Te mataré!” Y de inmediato se lanzó en dirección a Silvester con la expresión de un hombre loco. Sin embargo, fue tacleado por varios guardias.
Asustado, Silvester retrocedió varios pasos. Él tenía una personalidad agradable y normalmente nunca provocaba un rencor tan profundo, por eso, esta era la primera vez que veía a una persona que tenía un profundo odio hacia él.
“¡Capitán, ya terminamos de inmovilizarlos!” Un guardia dijo en voz alto.
El capitán de los guardias se rio maliciosamente mientras se acercaba a sus subordinados. “¿Ya terminaron? ¡Mentira! ¿Acaso saben cómo se hacen las cosas? ¿Ven a esa perra libre de ahí? ¡Amárrenlo con el resto!”
Los guardias se rieron al mismo tiempo y se acercaron a la perra del que hablaba su capitán.
Silvester los miró sorprendido. Frenéticamente dijo, “¡Esperen! ¿No me dijeron que me dejarían ir si les decía dónde se escondían los otros?”
El capitán de los guardias se rio fríamente. “¿Cuándo dije eso? ¡Será mejor que no digas tanta mierda!”
Un guardia le dobló las manos a Silvester detrás de su espalda y las amarró con una soga. Silvester no se atrevió a protestar. Simplemente lloró lamentablemente sin derramar lágrimas, “¡Claramente dijiste eso! ¿Cómo puedes no cumplir tu palabra?”
Cale se burló, “Así que no cumplió con su palabra. ¿Y qué puedes hacer al respecto? De verdad le creíste. ¡Supongo que tu cabeza siempre estuvo llena de caca!”
Silvester bajó su cabeza. Aunque sentía que todo esto era injusto, no se atrevió a refutar nada.
“Encierren a este chico en otra celda para que no sea despedazado por los otros arrestados. ¡Si uno de ellos muere, el señor feudal no nos perdonará!” El capitán de los guardias dijo maliciosamente, “Pero no lo encierren muy lejos. No queremos que esta perra se sienta solo. Enciérrenlo en la celda del lado para que pueda charlar.”
▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼
¡Buaa buaa! Capa Roja, ¡vas a hacer que me maten!
Silvester se encajó en la esquina más alejada de la celda del lado. Sentía que esto era tan injusto que estaba listo para llorar amargamente hasta que perdiera su voz.
Las maldiciones e insultos de la celda vecina se escuchaban sin parar. Por suerte, a quienes maldecían eran a sus padres, abuelos, etc. a quienes nunca había conocido. Nadie maldijo a su maestro, así que no necesitaba responderles para defender la reputación de su maestro.
Cale era el único de ellos que no gastaba su aliento gritando y maldiciendo. Simplemente miraba con frialdad a Silvester con ojos llenos de un profundo y puro odio… Si las barras que dividían a las dos celdas fueran a desaparecer de repente, mientras que el resto de los esclavos correrían a darle una paliza, Cale probablemente vendría a matarme directamente, ¿verdad?
Cada vez que notaba el odio en los ojos de Cale, Silvester sentía escalofríos por toda su espalda. Al final, ya no pudo soportar verlo y se encogió más, intentaba desesperadamente convencerse a sí mismo para dormir rápidamente.
Pero con veinte personas maldiciéndolo en la celda vecina a no más de tres metros de distancia, no importa lo indiferente que fuera una persona, ¡sería imposible dormir así!
Sin embargo, de repente las maldiciones cesaron por completo. Silvester sintió que eso era extraño así que levantó su cabeza para ver. Los esclavos que originalmente estaban amontonados lo más cerca que podían de él, ahora se dispersaron para dejar que alguien pase. Cale caminó desde su lugar. Se paró justo donde las barras los separaban y miró fijamente a Silvester.
Después de mirarlo por un largo tiempo, Cale finalmente abrió su boca para hablar. “¿Por qué nos traicionaste? Lo he estado pensando una y otra vez y sigo sin encontrarle sentido. No eres el tipo de persona que traicionaría a alguien… ¡porque no tienes el cerebro para hacerlo! Alguien que tiene pensado traicionar no habría dado su nombre, ¿o sí?”
¿No podías decir que fue porque en realidad soy una buena persona? Silvester sintió que esto era más injusto todavía. Miró a los guardias que estaban afuera. Están sentados tan lejos, ¿tal vez es porque el ruido era demasiado?
Solo entonces Silvester se atrevió a hablar. Rápida y suavemente dijo, “¡No traicioné a nadie! ¡De verdad!”
Cale resopló con odio. Parecía que no le creía en absoluto.
Silvester quería explicarle, pero después de pensar en la advertencia de cierta persona, no podía arriesgarse a hablar. No importa lo aterrador que es Cale, ¡él no es tan aterrador como esa persona! Bueno, aunque esa persona en realidad nunca me atacó… ¡por instinto sé que sería muy aterrador si lo fuera a hacer!
Habiendo pensado todo eso, agachó la cabeza para evitar la mirada de Cale y no se arriesgó a decir una sola palabra en protesta.
“Silvester, no importa qué hayas planeado, ¡será mejor que recuerdes que definitivamente voy a vengarme por habernos vendido!”
Al escuchar eso, Silvester levantó su cabeza más alarmado que nunca. Casi le explica todo lo que estaba sucediendo. Pero después de considerar que este malentendido terminaría pronto, se contuvo y no dijo nada.
Ambas partes se quedaron en silencio. Incluso los esclavos que lo insultaban sin parar dejaron de gritar, como si Cale ya hubiera dado el veredicto. En la mitad de esta tranquilidad incomoda, el sol llegó a lo alto del cielo, y finalmente era el medio día.
Aunque “finalmente” era medio día; en realidad cuando los trajeron de vuelta a la cárcel, ya era de día. Solo estuvieron encerrados como por tres horas. Tal vez solo fue por el hecho de que las miradas dirigidas a él estaban llenas de odio y hostilidad que Silvester finalmente comprendió cómo es sentir que un día pareciera un año.
Para cuando los guardias torpemente los sacaron de su celda, Silvester había controlado su impulso de agradecerles. Sin embargo, el segundo siguiente, de inmediato se tragó sus palabras de gratitud ya que los otros esclavos también fueron sacados de su celda. Estaban parados solo a unos cuantos pasos de distancia. Temía que si los guardias no fueran a sujetar firmemente a los esclavos, ellos se abalanzarían hacia él para darle la paliza de su vida.
Por suerte, los guardias actuales tenían un comportamiento más serio que los guardias de anoche. Parecían no tener intenciones de perder el tiempo y vigilaron a los esclavos firmemente durante todo el viaje. Después de que todos fueron metidos dentro de dos carretas como si fueran ganado, partieron, las carretas se movían de un lado a otro y sacudían. Solo después de un largo periodo de tiempo fue que finalmente pararon.
Todos se apresuraron a salir de las carretas y fueron forzados a pararse firmemente en frente de una casa vacía que parecía estar por caer en pedazos. Sin embargo, cuando entraron a la casa, el interior era limpio y ordenado, y había varias personas que estaban paradas o sentadas. Esas personas estaban vestidas de forma muy hermosa, especialmente quienes estaban sentados. Sus prendas de vestir mostraban que todos definitivamente pertenecían a la nobleza.
Silvester tenía mucha curiosidad y miró a todos lados. Notó que todos en este evento tenían máscaras, casi como si estuvieran atendiendo un baile de máscaras.
Uno de los hombres enmascarados fue hacia el pequeño podio. Su vestimenta parecía ser muy extravagante y lujosa, pero ni la ropa más magnificente podría ayudarlo a mejorar la figura que tenía. Su enorme panza prácticamente estaba a punto de hacer que las costuras estallen.
El hombre gordo habló animadamente, “Todos los presentes son clientes antiguos así que explicar las reglas una vez más sería innecesario, ¿verdad?”
Sus palabras provocaron un estallido de risas.
“Hoy tenemos un total de veinte esclavos. El precio inicial será cinco monedas de oro.”
Enojo estalló de las personas en el piso. “¿Tan pocos?”
“Sobre eso… recientemente las condiciones no han sido muy favorables, ¡por favor, espero que todos entiendan!” El hombre gordo habló con una sonrisa, no solo porque el oro de la gente frente a él pronto sería suyo, sino también porque había un buen número de aristócratas en la audiencia a quienes no podía darse el lujo de ofender. Por eso, se apresuró en continuar, “Sin embargo, la calidad de los esclavos que obtuvimos en esta ocasión es verdaderamente magnífica. ¡Todos miren! Todos ellos son de cuerpo robusto. ¡Les garantizo que serán de mucha utilidad!”
Los murmullos enojados del público cesaron. El hombre gordo discretamente limpió el sudor de su frente y rápidamente declaró el inicio de la subasta.
El primer esclavo en subir al podio tenía un físico normal y no calificaba como “robusto” al contrario de lo que había dicho el hombre gordo. A pesar de eso, el precio se elevó sin problemas, la gente aumentaba cincuenta monedas de plata cada vez que levantaba su paleta de puja. No pasó mucho tiempo hasta que el precio llegó a las diez monedas de oro. Esto secretamente impresionó a Silvester. Él nunca había usado a algo parecido a un esclavo antes, así que nunca pensó que ellos valieran tanta cantidad de dinero. ¡Con razón el señor feudal se arriesga de esta forma!
Al final, el primer esclavo se vendió en veinticinco monedas de oro. El hombre gordo no podía controlar la sonrisa de su cara. El precio que alcanzaba esta subasta era incluso mayor al de la anterior… probablemente es porque ahora hay poca mercadería.
Los esclavos fueron vendidos uno tras otro. Los precios siempre llegaban a por lo menos veinte monedas de oro, y un esclavo alto y fornido podría incluso sobrepasar las treinta monedas de plata.
Cuando finalmente fue el turno de Cale, él levantó su quijada altaneramente. Su rostro que daba la impresión de que era imposible de domar obviamente no fue bien recibida por el público, además de que su físico era pequeño y delgado. El precio en el que fue vendido solo llegó a dieciocho monedas de oro, convirtiéndose en el precio más bajo del día.
Silvester, quien seguía inmediatamente después de Cale, subió al podio de la subasta. Aunque no tenía un físico fornido, su altura sobrepasaba los 180 centímetros, las características de su rostro no eran malas y tenía una expresión tímida. En los ojos de los aristócratas, este esclavo era un hombre alto, guapo y parecía que podría ser bastante obediente. Naturalmente se convirtió en el objeto más pujado de la subasta.
El hombre gordo sobre el podio sabía quién iba a ser el esclavo más valioso un día antes, así que primero usó a los otros esclavos para intensificar el ambiente. Y luego, solo cuando quedaban pocos esclavos para subastar y el ambiente estuviera muy entusiasmado sacaría a Silvester para subastar. Todo esto fue planeado para poder sacar todo el jugo a esta subasta.
Pero a diferencia de lo que esperaba, el precio pujado para Silvester no subía particularmente rápido, aunque había ciertos individuos que persistentemente seguían pujando. Al ver esta situación, el hombre gordo no se preocupó en lo absoluto y de hecho se sentía feliz. Sabía muy bien cómo competían las personas para poner sus manos sobre el objeto que de verdad querían. El público no se apresuraría y pondría un gran precio, ellos esperarían pacientemente hasta el último minuto antes de levantar su mano.
Aunque el precio se elevaba lento, logró aumentar gradualmente hasta treinta monedas de oro. Sin embargo, ese precio no estaba ni cerca al precio en el que terminaría. La situación de ahora cambió, y la gente estaba mucho más activa que antes.
Silvester no podía creer esto. Nunca supo que él valiera tanto dinero. Cada vez que una persona levantaba su paleta, no podía evitar mirar la apariencia de esa persona.
Aunque no podía ver sus rostros porque estaban enmascarados, podía deducir un aproximado de cómo era esa persona por su comportamiento y forma de vestir y su figura. La gente que estaba pujando por Silvester en su mayoría eran aquellos que estaban parados. Ya que estaban parados, claramente no eran de la nobleza y en realidad tenían un estatus de sirvientes o amo de llaves, pero sus vestimentas no eran inferiores a aquellos aristócratas sentados. De hecho lo más probable es que las familias nobles para quienes trabajaban eran mucho más ilustres que aquellos presentes. Después de todo, una familia de la nobleza prominente no visitaría un lugar como este en persona.
Comparado con la velocidad lenta de antes, cuando el precio superó las treinta monedas de oro, las pujas aumentaron en un parpadeo. Un hombre que parecía ser un amo de llaves pujó treintaicinco monedas de oro de una sola vez mientras que la dama a su lado fue tan lejos que elevó el precio a cuarenta.
Nunca supe que valiera tanto dinero… Silvester extremadamente se arrepentía de no haber vendido su cuerpo antes.
En ese momento, una fría voz resonó fuertemente desde el fondo de la habitación. “¡Cien monedas de oro!”



Traducido al español por: Ishtar


4 comentarios:

  1. No me esperaba que saliera otro capítulo tan pronto, muchísimas gracias!!!

    ResponderEliminar