Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

sábado, 9 de abril de 2016

Cap. 3: Luz y Sombra Parte 3


Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)
-Mujer Guerrera-﴿
Prólogo 1: La Luz y La Sombra

Capítulo 3:

La Luz y la Sombra - Parte 3

Capa Roja miraba en blanco. La Balada de la Reina Guerrera que acababa de escuchar no era la misma que había escuchado antes. Y el comportamiento del trovador también era muy extraño; aunque todo este tiempo estuvo con la cabeza agachada y no lo miró ni una sola vez, todas esas preguntas constantes parecían estar dirigidas hacia Capa Roja.
Capa Roja lanzó una mirada hacia el trovador y juzgó. “Esa canción suena horrible. Si decides cantar eso hoy, no me culpes si alguien te da una paliza.”
“¿En serio?” El trovador frotó su nariz y un poco inocente dijo, “¡Pero LL me dijo que tenía que hacer esas preguntas cada vez que llegue a un lugar nuevo! Si la Reina Guerrera casualmente llega a escucharme y está dispuesta a responderme, LL dijo que me cambiaría el harpa que siempre lleva con él por las respuestas y que también me liberaría de la tarea de cantar la Balada de la Reina Guerrera por al menos tres días cada vez que llegue a un lugar nuevo.”
Cuando terminó de hablar, el trovador miró a Capa Roja y preguntó, “¿Qué piensas? ¿Por qué la Reina Guerrera quiso marcharse? ¿Habrá sido porque el Sagrado Rey no la amaba así que quedarse como una esposa no amada era muy doloroso para ella? ¿O el Sagrado Rey la forzó a marcharse? ¿O tal vez fue porque las cosas se complicaron después de que la Sagrada Rei…”
Capa Roja interrumpió el delirio del trovador y dijo molesto, “¡Estos trovadores de verdad piensan demasiado las cosas! Hasta donde sabes, la Reina Guerrera pudo haberse aburrido y decidió marcharse.”
El trovador no había esperado que Capa Roja de verdad contestara sus preguntas, así que se armó de valor y continuó preguntando, “Si la razón por la que se fue de verdad es porque su vida era muy aburrida, entonces ¿qué es lo que miraba exactamente?”
Capa Roja respondió fríamente, “¿Cómo lo sabría?”
El trovador dijo un “oh” y se sintió decepcionado, pero no se atrevió a seguir preguntando a Capa Roja.
Los dos viajeros caminaron en silencio por un tiempo. De repente, Capa Roja comenzó a hablar, “Tal vez, puede que aunque ella actualmente veía a sus antiguos compañeros soldados y sacerdotes, en su cabeza todavía estaba el dolor y sufrimiento de la guerra. Y luego se dio cuenta de que el final feliz que ella había soñado en realidad era algo muy aburrido.”
Al escuchar la opinión de Capa Roja, el trovador en un principio estaba sorprendido, pero luego pensó cuidadosamente sobre lo que Capa Roja dijo y no pudo evitar proclamar, “¡Algunas personas nacen para luchar sin fin! La felicidad de la que hablas no se obtiene al final de una guerra, sino durante el proceso de cada batalla.”
Al escuchar esto, Capa Roja miró al trovador a los ojos y se quedó callado.
El trovador paró de caminar y comenzó a reír. Capa Roja también se detuvo y le preguntó fríamente, “¿De qué te ríes?”
El trovador mostró una gran sonrisa y dijo, “Creo que ya no necesito cantar la Balada de la Reina Guerrera. ¿Quieres ir conmigo a verlo?”
“¿A quién?”
El trovador dijo naturalmente, “Por supuesto estoy hablando de Lorenzo Louis. Él es mi maestro y también la persona a quien apodaste ‘LL’…”
“¡Tú otra vez! Pensar que te atreviste a quedarte en este pueblo. ¡¿No te he dicho que te marcharas de aquí ayer?!”
El trovador estaba pasmado. Se dio la vuelta para ver al mismo grupo de guardias del día anterior. El capitán de los guardias, quien ganaba en altura a una persona normal por una cabeza, miraba al trovador ferozmente. También estaban con él cinco miembros de su pelotón, y todos caminaban directo hacia el trovador.
Mientras más se acercaban el capitán de los guardias, podía ver mejor el rostro del trovador. Abruptamente se dio cuenta de que las heridas en la cara del trovador ya estaban casi curadas por completo.
¿No fuimos lo suficientemente violentos ayer? Estaba un poco confundido.
Que suerte la mía… No puedo creer que nos topemos con los guardias antes de siquiera llegar a la taberna. El trovador comenzó a comprender lo terrible que era su suerte.
¡Sin embargo, ahora no es igual a la última vez! Capa Roja está conmigo. ¡Nadie se atreverá a ponerme una mano encima! Sí… si lo veo de esta forma ¡mi suerte no es tan mala después de todo! Pensando de esa manera, el trovador una vez más enfrentó su vida con gran optimismo.
El capitán de los guardias se paró por un momento y luego se dio la vuelta para gritar a sus soldados. “Inmovilicen a este maldito loco y llévenselo. De todas formas estamos en camino a informar sobre nuestra misión.”
Después de recibir la orden, los dos miembros del grupo inmediatamente se adelantaron y sin mucho esfuerzo atraparon al trovador.
En realidad, el trovador quien era increíblemente débil, no se resistió. Miró a Capa Roja con los ojos bien abiertos, ansiosamente esperando qué tipo de ataque usaría primero.  ¿Un puñetazo que mande a volar a dos personas al mismo tiempo? ¿O sería más genial con una patada?
Como era muy difícil ignorar la ferviente mirada del trovador, el capitán de los guardias finalmente notó la presencia de Capa Roja. Fríamente le preguntó, “¿Eres su compañero?”
“No, no lo conozco.” Capa Roja respondió indiferente.
¡O tal vez atacará directamente con un movimiento de sus cuchillas y los partirá en dos! LL me dijo que siempre ha tenido mal temperamento… ¡Esperen! ¡¿Qué acaba de decir Capa Roja?! El rostro del trovador se puso pálido.
“¡Eres un chico inteligente! Llévense a este hombre.” El capitán de los guardias dio sus órdenes, y los dos guardias inmediatamente se llevaron a rastras al trovador.
Mientras era arrastrado, el trovador frenéticamente giró su cabeza y gritó, “¡Espera! ¡Capa Roja! ¿Por qué no me estás rescatando?”
Pero solo logró mirar a Capa Roja por un instante porque su cabeza fue forzada a regresar a su lugar por los dos guardias que lo sostenían. Eso casi le dislocó el cuello y le dolía tanto que toda su expresión se frunció de agonía.
En ese momento, el capitán de los guardias comenzó a sospechar. Miró de arriba abajo a Capa Roja y directamente le ordenó, “¡Quítate la capucha ahora!”
Al escuchar esto, una chispa de esperanza se encendió en el trovador. Si realmente es quien creo que es, ella no se quedará ahí a recibir órdenes de cualquiera… Sin embargo, el segundo siguiente el capitán de los guardias dijo burlonamente, “¡Hmff! Así que de verdad eres un chico. Pensé que eras una mujer, por tu pequeño cuerpo y capa de color rojo… Qué aburrido. ¡Vámonos!”
¿Un hombre? El trovador se congeló. ¿Cómo es posible? ¿Capa Roja no es ella? Capa Roja no es…
¿La Reina Guerrera?
Desesperadamente trató de darse la vuelta para ver, como si su vida dependiera de ello; pero los dos guardias firmemente mantuvieron su cabeza en su lugar evitando que pueda girar su cabeza.
Solo necesito un vistazo. Solo déjenme ver una vez… ¡Capa Roja! ¿Eres la Reina Guerrera o no?
▼♦♦♦♦♦♦♦♦♦▼
Porta una cuchilla, exageradamente le gusta vestir de color rojo, de tamaño pequeño, tiene una voz tan baja que parece la de un hombre, pupilas en llamas puramente negras… Cada detalle encaja perfectamente con la descripción que me dio mi maestro Louis. Capa Roja también está muy interesado en la Balada de la Reina Guerrera y el sobrenombre LL. Y encima de todo, lo que Capa Roja acaba de decir…
¡Por pura lógica se puede concluir que Capa Roja es en realidad la Reina Guerrera!
No importa cómo pensara el trovador, Capa Roja simplemente tenía que ser la Reina Guerrera. Pero ¿Por qué rayos el capitán de los guardias dijo que ella era un hombre?
“¡Discúlpenme, pero tengo una pregunta!” El trovador se giró para preguntar a los guardias que lo sostenían. Considerando lo vergonzosa que era la posición en la que estaba, con los pies sin que puedan tocar el piso, su porte y forma de hablar eran increíblemente educadas. Preguntó, “La Reina Guerrera es mujer, ¿verdad?”
Los dos guardias estaban pasmados. Sonaron extremadamente confundidos cuando respondieron, “¿De qué demonios estás hablando?”
El trovador rápidamente dijo, “Digo que ¡la Reina Guerrera quien es la segunda esposa del Sagrado Rey y comandante del ejército! Ella debería ser mujer, ¿verdad? ¿O hay alguna posibilidad de que sea hombre?”
Los dos estaban tan pasmados que su complexión cambió. Le gritaron, “¡¿T-te atreves a difamar al Sagrado Rey?!”
“¡No lo estoy difamando!” El trovador estaba muy alarmado. Rápidamente añadió, “Solo me preguntaba sobre la Reina Guerrera. ¡No dije nada malo sobre el Sagrado Rey!”
“Tú…” Uno de los guardias estaba tan pasmado que ni siquiera podía hablar.
El otro guardia respondió de forma diferente. Directamente gritó, “¡Tonterías! ¡Por supuesto que la Reina Guerrera es mujer! ¿De verdad piensas que el Sagrado Rey tomaría a un hombre como su esposa? ¡Eso es blasfemia!”
¡Oh! Eso tiene sentido. El trovador asintió comprendiendo. “Ahora entiendo. Gracias por explicarlo. Ahora que lo pienso, si la Reina Guerrera fuera hombre, mi maestro definitivamente me lo habría aclarado.”
Al escuchar esto, uno de los guardias levantó su puño, golpeó al trovador mientras continuaba regañándolo, “¡Sigues atreviéndote a hablar! ¡Simplemente nos estás pidiendo que te dejemos desfigurado! ¡Cómo te atreves a decir que la esposa del Sagrado Rey es un hombre!”
El otro guardia se apresuró en detener a su compañero. Dijo, “¡Cálmate!  Este tipo seguramente tiene aflojado un tornillo. Además, si piensas sobre lo que le espera, no es necesario sobrepasarnos, ¿verdad?”
De inmediato, el otro bajó su puño como respuesta a las palabras de su compañero, “Jejeje, supongo que tienes razón. Después de todo no podemos lastimar su cara. Una cara dañada no se vende bien en el mercado.”
 ¿No se vende bien? El trovador estaba perdido en sus pensamientos. ¿Así que mi cara en realidad vale algo? Si lo hubiera sabido antes la habría vendido cada vez que mi estómago estaba vacío y no tenía dinero. Pero, ¿cuánto costará…?
Mientras seguía perdido en sus pensamientos, los dos guardias de repente lo empujaron y arrojaron. Por suerte el trovador se había acostumbrado a ser arrojado por la gente hace mucho tiempo. Sin titubear, automáticamente optó una postura que le causaría menos daño al caer. Después de un tiempo, se levantó del suelo, miró a su alrededor y estaba sorprendido de ver que este lugar era una cárcel.
La cárcel ya tenía a unas cuantas personas dentro. Toda esta gente tenía un aspecto fantasmal y las cabezas agachadas. A pesar del escándalo que causó al ser arrojado a la celda, ninguno de ellos reaccionó.
El trovador pensó que eso era muy extraño. Examinó a la gente de su alrededor. Para su sorpresa, cada uno de ellos tenía herrado el brazo derecho. E-eso es… ¡la marca de un esclavo!
En ese momento, los dos guardias cerraron la puerta de la cárcel y la aseguraron bien.
El trovador rápidamente corrió a las barras de fierro y gritó, “¡Esperen! ¿Por qué me trajeron aquí? ¡Yo no elegí vender mi cuerpo! ¡No soy un esclavo!”
“¡Serás uno desde ahora en adelante!”  El guardia miró alegre la desgracia del trovador mientras decía, “¡Relájate! Con una cara como la tuya, definitivamente atraerás la atención de muchas esposas adineradas. Después de eso, quien sabe, ¡tal vez tu cara se volverá más bonita de lo que es ahora!”
“¡Felicidades! ¡Jajaja!” Los dos guardias simplemente ignoraron las protestas del trovador y lo dejaron en la cárcel mientras estallaban en carcajadas.
“¿Cómo puede terminar así?”
El trovador estaba aturdido. Aunque de verdad fue abusado mucho durante su viaje, nadie había ido tan lejos como para secuestrarlo y luego venderlo. Hace mucho tiempo, desde la fundación del reino, el Sagrado Rey había establecido reglas estrictas. La esclavitud solo estaba permitida si esa era la voluntad de la persona que era vendida. Incluso los padres no tenían derecho de vender a sus hijos. Y además, no importaba el precio del esclavo, todos los contratos expiraban en veinte años. Después de veinte años el esclavo podía pedir su libertad, a no ser que estuviera dispuesto a venderse de nuevo.

“¡Déjenme salir! ¡No quiero vender mi cuerpo!” El trovador gritó frenéticamente, “¡Todo es un malentendido! ¡No quiero vender mi cuerpo!”


Traducido al Español: Ishtar

3 comentarios:

  1. Gracias por el capitulo.
    Y no entiendo, el Rey tiene dos esposas? O.o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al parecer... sí....
      Su primera esposa sería la Sagrada Reina y su segunda esposa la Reina Guerrera........ No puedo imaginar a la Reina Guerrera de esposa....

      Eliminar